folder Publicado en Uncategorized
Las mejores –y no tanto– mamás de la literatura
Redacción Langosta comment 0 Comentarios

Dice el dicho que “Mamá sólo hay una” y quizás para cada uno de nosotros la nuestra es la mejor mamá que pueda existir, pero en la literatura existen madres de distintas personalidades que pueden hacerlas la mejor –o la peor– mamá de los libros. Por eso, y con motivo del día de las madres, te dejamos un recuento de las madres más emblemáticas que se conocen en el mundo literario.

  1. Marmee March, de Mujercitas

En el clásico de Louisa May Alcott, Marmee March es la mujer que se encarga de criar a cuatro jovencitas que atraviesan por el complejo proceso de crecer. Su mamá las guía de una forma dulce y amorosa haciéndoles saber que pueden contar con ella siempre. Además, es capaz de saber cuándo necesitan dar cualquier paso solas para cometer sus propios errores y aprender de ellos. Una mamá sin duda ejemplar.

2. Katie Nolan de Un árbol crece en Brooklyn

Katie Nolan vive con sus hijos en un barrio pobre de Brooklyn. Su amor por ellos es incondicional y trabaja arduamente para darles lo mejor, enseñándoles que la integridad es lo más importante. A pesar de su difícil situación y de encargarse ella sola de su familia, es cariñosa y dulce con sus hijos.

3. Lily Evans de Harry Potter

Lily Evans es el ejemplo de que una madre es capaz de todo por sus hijos. Ella decidió sacrificarse y dar su vida por Harry. Sin ella, la historia del niño que vivió no hubiera sido la misma y su muestra de amor por su hijo es algo que posiblemente a muchos fans de la saga de J.K. Rowling les ha sacado una que otra lágrima.

4. Molly Weasley de Harry Potter

También en el mundo mágico de J.K. Rowling, la mamá de Bill, Charlie, Percy, Fred, George, Ron y Ginny, ha dejado huella en los fans del joven mago. Ama a sus hijos, pero sabe ponerles límites y castigarlos cuando es necesario. Molly es la madre que se preocupa y da todo por su familia, incluso defenderlos con uñas y dientes de cualquiera que se atreva a hacerles daño.

5. Rosa Hubermann de La ladrona de Libros

En esta historia de Markus Suzak, Liesel Meminger es una pequeña niña que es enviada con una familia adoptiva. Rosa Hubermann se muestra cariñosa con Liesel, quien a su corta edad debe sufrir los estragos de la muerte y de la Segunda guerra Mundial. Es Rosa quien la acerca al mundo de los libros y a pesar de parecer fría, es fácil saber que se preocupa por su hija y lucha por mantenerla a salvo.

6. Deborah Feldman de Unorthodox

En este libro autobiográfico, Deborah Feldman cuenta cómo fue en una comunidad de judíos ultraortodoxos en Williamsburg (Brooklyn, Nueva York), y bajo un estricto código de normas que rige desde su idioma hasta sus lecturas y las personas con las que se le permite relacionarse.  A los diecinueve años y en medio de un matrimonio arreglado, da luz a su hijo, y decide que buscará la libertad para ellos dos sin importar cualquier obstáculo que se le presente, demostrando lo que una madre es capaz de hacer por el bien de sus hijos.

7. Damaris de La perra

En este libro de Pilar Quintana, Damaris es una mujer que vive con su esposo en la costa del pacífico colombiano. A pesar de que desea enormemente ser madre, sus intentos siempre son fallidos. Damaris ve sanado su dolor cuando su camino se cruza con Chirli, una perra que rescató de la muerte y en quien encuentra a una compañera y da su amor incondicional. Chirli llega a su vida para iluminarla y demostrarle que el amor por una mascota también puede sentirse y darse como el amor a un hijo.

Y en las mamás que nadie quisiera tener…

8. Medea

Medea de la tragedia de Eurípides es quizás una de las madres que nadie quisiera tener, y probablemente la peor de la literatura. Es sabia, fuerte, hábil, y luchadora, pero la rabia que le provoca el abandono de su esposo para casarse con Glauce, hija de Creonte, rey de Corinto, la llevan a buscar venganza, primero, matando a Glauce y después, asesinando a sus propios hijos.

9. Emma Bovary de Madame Bobary

Emma Bovary, hija de un campesino acomodado y esposa de Charles, un médico, es una mujer egoísta y llena de sueños. Aburrida de su marido, y en busca de su felicidad, decide involucrarse con dos hombres, Léon Dupuisa y Rodolphe Boulanger. Inmersa en sus deseos, Emma es una mamá ausente que no se preocupa por su hija en lo más mínimo.

10. Zinnia de Matilda

Ya sea por el libro de Roald Dahl o su adaptación al cine, la Sra. Wormwood mamá de Matilda es una de las más famosas de la literatura que quizá a nadie le gustaría tener. Es una ama de casa irresponsable, vanidosa y adicta al bingo, por lo que nunca está en su casa. Matilda nunca recibió el amor y comprensión que cualquier niño espera de su madre, y tuvo que aprender a valerse por sí misma desde una corta edad, además de que tanto su mamá como su papá, le niegan lo único que le da compañía y la hace feliz: los libros.

¿Cuál de estas mamás es tu favorita?

Harry Potter La ladrona de libros las mejores mamás de la literatura mamás famosas de la literatura Matilda Mujercitas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.