Myriam Moscona

Autora de diversos libros, entre ellos, Vísperas (Fondo de Cultura Económica, 1996), El que nada (Era, 2006) y De par en par (Bonobos, 2009); este último explora la poesía fuera de su construcción tradicional. Con Las visitantes (Joaquín Mortiz, 1989) obtuvo el Premio de Poesía Aguascalientes. Negro marfil. Ivory black, publicación bilingüe de Les Figues Press, obtuvo, por la traducción al inglés de Jen Hofer, el Premio Harold Morton Landon 2012, que otorga la Academia de Poetas Americanos. Moscona es también autora de diversos objetos y libros de artista.
En 2006 le fue otorgada la Beca Guggenheim por un proyecto de poesía en judeoespañol que se transformó en la novela Tela de Sevoya (Lumen, 2012), mismo que ganó el Premio Villaurrutia. La protagonista es una mexicana que viaja a Bulgaria en busca de la casa de sus padres, de su historia y del ladino, la lengua familiar que los judíos sefardís se llevaron consigo de la España medieval. En esta obra se entreveran anécdotas, dolorosos episodios de infancia, sueños, poemas, testimonios, así como diálogos con una abuela malencarada y hablante de aquella lengua. El lector será testigo de momentos históricos que, entre otros, remiten a la expulsión de los judíos de España en el siglo XV:

Mi abuela tiene un momento de lucidez antes de morir. Está al pie de su cama cuando suspira jalando aire como si fuera a encender un motor. La tomo de la mano y le digo al oído: ‘Abuela, ¿me perdonas?’ Voltea la cara y me dice: ‘No. Para una preta kriatura komo sos, no ai pedron’.

Sigue leyendo por temas:
Otros textos de Redacción Langosta

Contra el engaño Dios

Nota sobre El evangelio según Jesucristo La libertad es un problema. Quiero...
Leer más

Deja un comentario