folder Publicado en Conjura semanal
¿Hasta cuándo hablaremos de amor?
Fernanda Gómez Peralta comment 0 Comentarios

You’d think that people would have had enough of silly love songs

I look around me and I see it isn’t so

Silly Love Songs,  Paul McCartney

¿Cuántos años tenías la primera vez que te diste cuenta de que el amor no es color de rosa? Que no es como las películas de Disney con su famoso «y vivieron felices para siempre…». Yo tenía como 19 o 20, y la cuestión es que para todos nosotros esta epifanía llegó en momentos distintos. Me emocionaba Cumbres borrascosas, Catherine y Heathcliff, todas las novelas de Jane Austen que había leído hasta entonces, y muchos otros referentes (varios tóxicos) de la cultura pop.

Luego, hay divorcios, rupturas, engaños, traiciones, etcétera, todos estos grandes elementos narrativos de las películas, los poemas, los libros, las canciones… y de repente ya no se sienten tan bien en carne propia.

¿Cuánto no se ha escrito sobre el amor? ¿Sobre qué tipos de amor? A veces nos dejamos llevar y olvidamos que la palabra amor puede formar binomios con muchas más palabras que «romántico» o «de pareja».

El amor es complejo y quedarnos con las acepciones comunes y superficiales deja parado al ser humano como una criatura simplona y banal, y probablemente seamos criaturas simplonas y banales, pero también somos mucho más que eso. Somos seres apasionados, desbordados, tristes, esperanzados, felices, enojados, despiadados, bondadosos, carnales, estoicos.

Amamos a nuestra familia, a nuestros amigos, a nuestras parejas, mascotas, oficios, pasiones, objetos, recuerdos, etcétera… podemos amar cualquier cosa, persona o ser que deseemos amar de la manera más simple o complicada.

Llega un punto en la vida de todos, en el que dejamos de ser esos adolescentes hormonales y enamoradizos (Romeo y Julieta, les estoy hablando a ustedes) para darnos cuenta de que hay mil cosas y mil formas de amar más interesantes, complejas y apasionantes que lo que nuestros referentes culturales puedan decir. Soy cursi y soy cruda, sí es el amor una de las razones que me devuelve la fe en la humanidad, pero no necesariamente el concepto de amor que nos han hecho creer. Amo desenfrenadamente, siempre, y sé que todos aman a algo o a alguien. Por eso creo que los humanos seguiremos escribiendo sobre el amor hasta extinguirnos.

amor Cumbres borrascosas Emily Brontë Jane Austen literatura romántica Romeo y Julieta William Shakespeare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.