En partidos de política…ni a quién irle

riuste2
Santo PRI, líbranos del Pan / Grijalbo, 2011

¡Santo PRI, líbranos del PAN! Es el libro coyuntural del 2012, que por el tema abordado generó controversiales críticas.

La manera más llevadera de conocer la realidad política de nuestro país se encuentra al interior de sus páginas: Rius optó por contarnos, muy a su manera, el relajito que ha sucedido desde hace años, un resumen de los capítulos más vergonzosos de nuestra historia política y sus brillantes protagonistas, lo impactante que es la poca inteligencia de los últimos mandatarios al tomar decisiones increíblemente equívocas, defendiendo, como siempre, la misma canción: sus propios intereses. No por nada el país está cada vez más endeudado: su economía por los suelos, la seguridad que no existe y la violencia que sobra. Es de esta manera en que el maestro plasma, critica y condena tajante, sin pelos en la lengua, lo que han venido haciendo este par de “Súper partidos democráticos” que lo único que han hecho es convertir a la nación en un país que avanza de manera circular; critica los resultados del último sexenio a cargo de Felipe Calderón, personaje sin coherencia en sus acciones y además huraño (al menos Fox era simpático). Y como siempre, las soluciones las dan “por encimita” como si poner un curita en la llaga fuera el remedio… es justamente así como Rius plantea su conocedora opinión dentro de aquel marco de las últimas elecciones presidenciales.

¿Pero qué tal ahora? Tenemos al guapo EnPRIque Peña Nieto dentro de Los Pinos, hoy, 2014, cuando todo el pueblo se queja de las Reformas, cuando critican la habilidad del presidente para desenvolverse, cuando critican a la culta y radiante primera dama… ahora es cuándo, para que los que no hayan leído éste libro, le den una hojeada, sólo para constatar que Rius no se equivoca. Fuertes razones lo hacen el hombre que ha logrado que más personas se acerquen a los libros, más que las mismísimas campañas oficiales promotoras de lectura.

La cuestión aquí es que nadie se salva, tal como siempre ha sido la fama del PRI: apátridas, corruptos, maromeros y eternos enriquecidos, el PAN no se ha quedado atrás, quiso entrarle a la competencia y así es cómo ya es parte del numerito, del gran acto, del show predecible de la política.

En este mundial, el PRI y PAN quedan empatados.

Siempre admirable, siempre respetable, siempre controversial, siempre real… amén, Rius.

Eliza Jiménez

Sigue leyendo por temas:
, , ,
Otros textos de Redacción Langosta

George Orwell

Es uno de los ensayistas ingleses más destacados del siglo XX y...
Leer más

Deja un comentario