Clipperton: una isla llena de historia(s)

Clipperton, este es el nombre de la nueva novela de Pablo Raphael, escritor de los libros de cuentos Agenda del suicidio (2011),ganador del premio Gilberto Owen, y Las jaulas (Flash, 2013); el ensayo La fábrica del lenguaje S. A. (ganador del premio Anagrama de ensayo 2011); y la novela Armadura para un hombre solo (2013). En esta, su segunda novela, el escritor echa mano de todos sus recursos estilísticos para ofrecernos una narración en la que se combinan realidad y ficción a partes iguales de una forma prácticamente natural.

Si bien el tema central de la misma es la isla de Clipperton, la forma en que está estructurada la novela es lo que hace de su lectura un verdadero deleite, tanto si uno está interesado en las historia de la isla como si se busca únicamente una buena narración.

Dios es el narrador principal de las historias de Clipperton; omnisciente, dirige la vista al presente, pasado y futuro para reconstruir la historia de la ínsula. Sin embargo, no es Dios el único narrador con quien nos encontraremos: fragmentos de archivos escritos, cartas y grabaciones de audio se hilan junto con la voz de los múltiples narradores y personajes que iremos encontrando en torno de la también llamada Isla de la pasión. Dios, prisionero como otros tantos que ha alojado la isla, se dedica a reconstruir el pasado deClipperton en su memoria, buscando una especie de redención por el hecho de haber obrado de manera incorrecta cuando la humanidad lo necesitaba, presa, en cierto sentido, de su antítesis, el Diablo.

Trescientos años de historia de la isla Clipperton son comprimidos, asimilados, interpretados, reinterpretados y escritos por Raphael para ofrecernos una segunda novela en la que giran diferentes tramas, todas vistas desde los ojos de un Dios que recuerda las distintas embarcaciones, personas y países interesados en la explotación e intervención de la isla.

Por las páginas de la novela desfilan una vasta cantidad de personajes históricos y ficticios. Si uno investiga un poco, podrá dar cuenta de que el libro de Raphael es más que una simple novela, y que si bien se aprovecha de recursos de la literatura clásica y posmoderna (aunque no los menciona en sus agradecimientos, el autor actúa bajo la influencia enrome del trabajo de John Barth, William Gaddis e incluso Jorge Luis Borges), no deja de lado los hechos. Se trata, entonces, de una novela compuesta de fragmentos de realidad y fantasía que busca dar a conocer acontecimientos históricos sin el rigor de un libro de historia; con una prosa bella —en ocasiones poética— y que, como toda buena pieza de literatura, nos demuestra que las limitaciones de una narración no son sino producto del miedo del escritor a cruzar las fronteras de lo convencional.

Clipperton es producto del viaje que Pablo Raphael hizo a la isla como parte de un proyecto conocido como International Clipperton Project, en el que se realizó una expedición para hacer una serie de intervenciones que tuvieran como temas principales la ciencia y el arte. Las poco más de 400 páginas que componen esta novela que, por lo ágil de su prosa puede leerse de un tirón, dan muestra de un escritor maduro e imprescindible dentro del panorama contemporáneo de las letras mexicanas.

 

Por David Rubio Esquivel


More from Redacción Langosta

Diatriba contra el amor (O por qué Dios es un gran químico)

¿Saben cuántas páginas, cuánta tinta, cuántos kilómetros de película de 70 o...
Read More

Deja un comentario