folder Publicado en Reseñas
Sobre la sirena que escapó de todo excepto del amor
Katia Briseño comment 0 Comentarios

París, la ciudad aclamada por ser la capital del amor en donde el arte y la magia se conjuran mientras su arquitectura se ve nublada por la crecida del río Sena. La metrópoli de la luz es la atmósfera ideal en la que Mathias Malzieu revive la ilusión del ser mitológico perteneciente a leyendas y grandes películas en tiempos modernos: las sirenas.  

Esta fábula musical también ganadora del Premio Babelio Imaginaire 2019 no es tan sólo una narrativa de amor; existe un gato que se parece a Robert Smith cuando se quema las pestañas; una mujer pez que aprende prácticas modernas como fumar; un músico atrapado en el pasado; una vecina con el deseo de ayudar a un joven; un padre decidido a cambiar el rumbo del negocio familiar y una mujer con sed de venganza. Sí, las letras del músico, cineasta y cantante de origen francés, Mathias Malzieu, se pueden leer y al mismo tiempo, escuchar los sonidos de Leonard Cohen.

Las historias debajo del agua son más divertidas, nos encontramos con Gaspard Snow, un joven músico que vive para alimentar el escenario del Flowerburger inspirado por el recuerdo de su abuela Sylvia. Decepcionado por una ruptura amorosa y abrumado por la situación económica de la barca deambula en las noches por las orillas del río para encontrar un poco de calma.

Una noche se encuentra con la imagen que podría asemejarse a una pintura: el retrato de un hombre pescando a la orilla y un gato. Snow es un hombre que se siente atraído por la energía de la música y al caer maravillado por un canto desconocido decide acercarse hasta encontrar el cuerpo de una sirena. ¿Es muy tarde para creer en su existencia fuera de las películas?

Lula es la sirena sobreviviente de los peores ataques de los humanos y, determinada por la tristeza crea una melodía que le permite sobrevivir a costa de la muerte. Ella es la luz, la voz inigualable que el músico estaba buscando para revolucionar la barca; la oportunidad de volver a soñar. Dueña de lágrimas que se convierten en perlas, escamas que brillan y sangre azul que se esparce por el agua, logra ablandar el fondo de su corazón por el único humano que en lugar de querer comérsela la alimenta en su bañera.

Juntos buscarán volver a cantar, soñar y vivir debajo del agua. Impresionados por sus sentimientos involuntarios atienden a estímulos que desde hace tiempo ya desconocían, pero ante el riesgo que corre Gaspard a lado de Lula deciden disfrutar al máximo el tiempo. ¿Será suficiente?

En el poco tiempo que llevaba entre los humanos, todo eran descubrimientos. Aunque la sirena existía antes de Leonard Cohen, antes de Patti Smith, antes de Walt Whitman, antes de Johnny Cash (el cantante, no el gato), antes de June Carter, antes de Jesús (Jesucristo, no el futbolista brasileño), antes de los hombres y antes de las mujeres. Cuando todo era silencio, tanto debajo del agua como en la superficie. Lula existía antes de todo eso. Lula existía casi desde siempre.

Mathias Malzieu

Esta historia es una reivindicación de la existencia de las sirenas en tiempos modernos; la posibilidad de dejar lo mundano a un lado y ser feliz a través del canto y la música. Milena es una mujer comprometida con el amor y desesperada por vengar la misteriosa muerte de su prometido. Recorrerá hasta el último detalle del día en que Gaspard llevó a Lula al hospital para que la salvaran, sin saber que sólo el amor podría salvarlos. Rosy, la vecina del músico y obsesionada con que su vecino solitario por fin tenga una pareja, se convertirá en la mejor compañía de Lula durante sus días de descanso.

De repente, Lula empezó a toser con la violencia de un saco de yeso lanzado contra una pared. Abría los ojos de par en par y su respiración se aceleraba. Se ahogaba. Había escapado de dioses, de hombres odiosos, de dinosaurios, de volcanes submarinos, de redes electrificadas, de la quilla de un velero que le había golpeado en la cabeza mientras dormía y de hélices de barcos a motor que la habían mutilado muchas veces. Toda una eternidad para cavar su vida en una bañera, ahogándose con un cigarrillo.

Mathias Malzieu

Y es así como nos encontramos con un ser espléndido, brillante y perfecto que logró escapar de las peores atrocidades del mar como piratas despiadados; hombres con deseos de explotar su belleza; pero no de una bocanada de tabaco durante la bañera. La ciudad de París se ilumina con esta divertida historia de agua, hamburguesas de flores, chicas pin-up y el Libro secreto de los sorpresistas.

¿Quieres saber más?
Da clic aquí

langosta literaria Mathias Malzieu reseña libro Una sirena en París

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.