folder Publicado en Listado literario
Libros de terror psicológico que no te dejarán dormir
Atzin Nieto comment 0 Comentarios

Hace unos días, mientras bebíamos un café de los miles de cafés que se toman en este país, mi amiga Brenda me preguntó si yo tenía algún miedo que no haya podido superar, algo o alguien que tema volver a ver o encontrar en cierto momento de la vida. Antes de pensar en poder responderle ella espetó que sólo tenía dos miedos; a la soledad absoluta y la velocidad. La plática continuó por unos minutos más sobre esos temas antes de mencionar ¿cuáles serían algunos libros de terror psicológico que difícilmente te dejarían dormir? De entre una docena de títulos que se nos vinieron a la mente estos son algunos en los que ella y yo estuvimos de acuerdo.

1.- La paciente silenciosa, Alex Michaelides

El primer libro que salió en la lista fue la novela con la que hace su debut en el mundo de las letras el psicotrapeuta, guionista y escritor chipriota Alex Michaelides, quien narra la historia de Alicia Berenson, pintora con cierto prestigio que está enamorada de su marido Gabriel, sin embargo, cierta noche cuando regresa a casa, Alicia decide terminar con la vida de su esposo al dispararle en cinco ocasiones. A raíz de este terrible suceso, nuestra protagonista decidirá jamás volver a tener comunicación con alguien, ni siquiera en su juicio. Pronto llegará a su vida el psicoterapeuta, Theo Faber, quien ha seguido su caso desde el principio por lo que está convencido de poderla ayudar. Un thriller psicológico en el que nos introducimos en dos mentes llenas de recovecos que van construyendo un laberinto con falsos culpables y varias tramas secundarias que sostienen a la historia principal. Una propuesta interesante con un marcado enfoque cinematográfico y un ritmo que va de menos a más. La eficacia de esta novela reside en la cuidada estructura, divida en cinco partes, con breves capítulos que engancha al lector desde las primeras líneas.

2.- Cadáver exquisito, Agustina Bazterrica

Una joya. Así fue como Brenda lo recordó. Una novela en la cual la argentina Agustina Bazterrica ficciona en torno a una sociedad distópica en donde el canibalismo es algo normal, gracias a que un virus afecta de manera mortal a los animales, acabando con la gran mayoría de ellos y los que no mueren tiene que ser sacrificados con tal de que no ataquen a las personas. Pronto surgen vacunas, antídotos y pruebas, pero nada funciona. Es así que se llega a su extinción, lo que deriva en que su consumo no sea la mejor opción. Como la proteína vegetal no es suficiente para la raza humana, los gobiernos deciden tomar una radical decisión: legalizar el canibalismo. A este cambio se le conoce como La Transición. Una parte de los humanos pasan a ser criados, sacrificados y manipulados para el consumo de la población. Cadáver exquisito es una novela que logra sacarnos de nuestra zona de confort a través de una lectura extrema que nos ubica en una distopía caníbal que logrará remover no sólo nuestras conciencias sino también generará malestar a más de un estómago.

3.- Kentukis, Samantha Schweblin

Mi amiga también mencionó que había una novela de Samantha Schweblin cuya trama le había erizado la piel sólo de volver a recordarla. Y es que Kentuki es un nuevo invento tecnológico, una especia de mascotas virtuales con ruedas. Se trata de muñecos de peluche con cámara, micrófono y capacidad de conexión remota que recuerdan a los ya extintos Furbys. Son manejados a distancia por alguien anónimo, desde donde puede observar la vida de otra persona elegida al azar en cualquier lugar del mundo, siempre y cuando haya comprado un kentuki. En ese distópico mundo existen dos opciones; ser “amo” y manejar el kentuki mediante una tablet con el fin de ser testigos de la vida de la otra persona, o “ser un kentuki”, personas que han comprado el robot para compartir su día con día.

Lo inquietante de la lectura es que te hace reflexionar hasta qué punto estaríamos dispuestos a compartir nuestra privacidad, algo que ya hacemos hoy en día con las redes sociales. Schweblin nos traslada a esa sociedad que no está muy lejana de la nuestra, y escribe una novela en la que las personas pueden ser “amo” o poseer un kentuki aunque en ocasiones es difícil determinar quién es el verdadero amo de quién. Samantha más que presagiar un futuro aterrador describe un presente perturbador en el que somos parte de él a través de un clic.

4.- Que de lejos parecen moscas, Kike Ferrari

Otro libro que no podía quedar fuera del listado era uno, que, a título personal, era una de las mejores novelas adscritas al género negro. Que de lejos parecen moscas del argentino Kike Ferrari una genialidad de novela, muy bien escrita, con un ritmo endemoniado, frases bien pulidas y una historia llena de adrenalina, venganzas, infidelidades, pero sobre todo que me recuerda a esa bomba escondida debajo de la mesa de la que hablaba Hitchcock, ya que, desde el inicio, somos testigos de la tragicomedia del señor Machi, un ser parecido a cualquier político o empresario de la actualidad, quién pronto se dará cuenta que vive rodeado de personas que lo odian o/y aborrecen y, por ende, prefieren mil veces verlo muerto, sin embargo, todo cambia cuando una mañana descubre un cadáver en la cajuela de su BMW, el cual está atado con las esposas de peluche que usualmente usa con sus diversas amantes. Así comienza una novela negra, negrísima en la que no habrá final feliz para nadie.

5.- Vestido de novia, Pierre Lemaitre

También mencioné que Vestido de novia es una historia en donde la psicosis es brutal y la sensación de perder el contacto con la realidad nos invade desde los primeros capítulos. Lemaitre consigue que los lectores vayamos atando cabos como si estuviéramos dentro de la misma novela. En la primera parte del libro es donde encontramos más verdad que locura de la protagonista. La novela tiene uno de esos extraños dones por lo que es casi imposible no dormir hasta terminar de conocer toda la historia. Divida en cuatro partes; la primera te desconcierta. Aquí somos testigos de los secretos de Sophie Duguet, quien no entiende qué le sucede, pierde objetos, olvida situaciones, es detenida en un supermercado por pequeños robos que no recuerda haber cometido. Y los cadáveres comienzan a acumularse a su alrededor. En la segunda comienza el asombro porque aparece un nuevo protagonista, Franzt, con el cual conoceremos mejor lo que le sucede a Sophie y el por qué. En la tercera comienzan a encajar las piezas y comprendes como todo está conectado de una manera fina, por último en la cuarta parte nuestros protagonistas coinciden y es aquí cuando la estructura bien trabajada, elaborada y original hacen de Vestido de novia una novela redonda, cerrada e imprescindible.

6.- El instinto, Ashley Audrain

Brenda habló sobre por qué El instinto era una de sus novelas favoritas, y es que, a grandes rasgos, es un drama psicológico crudo y auténtico que habla sobre la creación y la ruptura de una familia, contado a través de los ojos de mujer cuya experiencia de la maternidad no es en absoluto a lo que ella esperaba, pero sí todo lo que temía. ¿Existe la madre perfecta?, ¿Todo es tan especial como nos cuentan?

La historia está contada por Blythe, quien va dosificando la información y aporta una mirada interesante, su visión del mundo en particular, lo que vive en carne propia. Ella se dirige a su marido a través de un manuscrito, por lo que el lenguaje que utiliza transita entre la tristeza, amargura, rabia e impotencia, así como también por la culpa, el miedo o la duda. En la trama existen saltos temporales, fragmentos del pasado de Blythe que imprimen una perspectiva de cómo son las mujeres de su familia y la relación de cada una entre ellas. El pasado de su abuela Etta, su madre Cecilia y Blythe cuando era pequeña.

Una historia de horror y redención, una exploración del origen de la maldad y del modo ominoso en que los traumas familiares se trasmiten de generación en generación.  Un examen multigeneracional a la naturaleza disfuncional de muchas familias que rompe las expectativas sociales sobre la maternidad, las relaciones madre e hija, ya que plantea preguntas sobre la naturaleza humana, la crianza de los hijos y cómo estos puede no ser lo que uno espera. Un drama psicológico, el drama de una familia.

7.- Alfred Hitchcock Presenta: Cuentos Que Mi Madre Nunca Me Contó

Por último, ambos estuvimos de acuerdo en que una de las mejores antologías supervisadas por el maestro del suspense es la que ha editado y traducido la editorial Blackie Books; Alfred Hitchcock presenta: cuentos que mi madre nunca me contó publicada originalmente en 1965 por la editorial DELL BOOKS, en esta nueva versión están reunidos grandes maestros como: Ray Radbury, Shirley Jackson, Roald Dahl, Jane Rice, Margaret St. Clair., entre otros. Resulta ser una recopilación de relatos que destilan misterio y suspense de distinta calidad, eso sí, todos fantásticos. Desde “Los veraneantes”, “El ascenso del señor Mappin”, o “El muchacho que predecía terremotos” resultan ser historias memorables. El terror que entre sus páginas encierra tiende a ser más psicológico que sobrenatural, al grado que, lo imposible y lo extraordinario se mezclan como el whisky con el café, atrapando al lector desde los primeros relatos. 

Una lectura que resulta fascinante como sus mejores películas.

Y si te quedaste con ganas de más terror, no te pierdas este texto.

Alfred Hitcock presenta: Cuentos que mi madre nunca me contó Cadáver exquisito El instinto Kentukis Libros de terror libros de terror piscológico novela negra Vestido de novia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.