folder Publicado en Reseñas
Leer el apocalipsis
Jaqueline Tavera Martínez comment 0 Comentarios

Nunca me imaginé que viviría el apocalipsis. Ya sé que no estamos viviendo el apocalipsis, por supuesto, pero entre meme y meme, hemos visto cómo este 2020 ha estado lleno de noticias que parecieran posicionarnos ahí. A lo que iba es que de niña, viendo películas del fin del mundo, o de adolescente leyendo novelas distópicas, jamás me imaginé que podía estar en una situación cercana. Hasta que leí Ensayo sobre la ceguera.

Abundan por ahí novelas, grandes novelas, sobre el fin del mundo. Pero son pocas las que nos pueden mostrar de forma cruda y real cómo podría ser una situación así. Y la primera novela con la que lo sentí fue Ensayo sobre la ceguera de José Saramago. Aunque mi primera distopía fue Un mundo feliz, en el libro de Saramago me parecía tan real y hoy tan cercano. La premisa es simple en apariencia, pero muy imaginativa: Un día una persona se queda ciega, así en pleno tráfico y frente al volante, al lado suyo, otra persona y así otros más, hasta que el planeta entero se sume en una terrible ceguera blanca. Todos excepto una mujer.

Y uno podría pensar que aquélla es una mujer afortunada porque mientras todo el mundo está ciego, ella ve, pero no es así. La visión aquí es una maldición. Porque ver significa presenciar las atrocidades que el ser humano puede cometer cuando todas sus barreras desaparecen, cuando no hay posibilidad de castigo, por ejemplo.

Ensayo sobre la ceguera es una novela pesimista. Es un libro del que uno sale como si le hubieran dado una golpiza. Toca las fibras de lo que podemos ser, lo peor que podemos ser. Y no es nuevo. No hemos tenido que estar en el apocalipsis para sacar lo peor de la raza humana. Hay que abrir un periódico en cualquier página hoy, el día que sea hoy, o abrir un libro de historia para darse cuenta.

Hay infinidad de historias sobre la maldad de la naturaleza humana que uno podría pensar “¿para qué leer otra historia en la que competimos por hacernos el mayor daño entre nosotros mismos?” Porque sí es una historia sobre la maldad, aunque es también una historia de la esperanza y de lo mejor de uno mismo. En las adversidades pareciera que uno muestra quién es realmente. Los pobres desgraciados que destruyen y aquellos que salvan y sacan lo mejor de sí mismos.

Distopía Ensayo sobre la ceguera Fin del mundo José Saramago langosta literaria reseña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.