folder Publicado en Listado literario
Leer a Enrique Krauze
Jorge Bobadilla Vargas comment 0 Comentarios

Es innegable la huella que Enrique Krauze ha hecho (y sigue haciendo) con su quehacer divulgativo de la historia, cultura y política de México. Desde su trabajo con Octavio Paz en la revista Vuelta (1977-1996); pasando por la inagotable labor de su empresa Clío, fundada en 1998 junto a Emilio Azcárraga Milmo, con la creación de aproximadamente 300 documentales transmitidos cada semana por Televisa (México siglo XX/México nuevo siglo); sin dejar de lado su incursión cuatro años antes, 1994, en el mundo de la telenovela con la entrega de la legendaria El vuelo del águila basada en la vida de Porfirio Díaz y producida por Ernesto Alonso; hasta la creación de la vigente y (ya) clásica Letras Libres en 1999. Asimismo, su labor como escritor y agente cultural ha sido reconocida con su ingreso a la Academia Mexicana de la Historia (1990) y al Colegio Nacional (2005), y en el 2010 fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

De manera incansable, Krauze publica este año, de la mano de Debate, el 35 libro en su haber, Crítica al poder presidencial, que reúne 13 ensayos escritos por el autor desde 1982 hasta el 2020 y cuyo denominador común es la reflexión sobre la figura del intelectual frente al poder presidencial. López Portillo, de la Madrid, Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón, Peña Nieto y López Obrador son reunidos bajo el examen liberal y crítico del autor, deudor del pensamiento de su maestro Daniel Cosío Villegas: “… la más hermosa tarea que puede ofrecérsele a un intelectual: transformar el medio en que por ahora está condenado a vivir para hacerlo propicio a una acción política verdaderamente inteligente.”

En el libro es incluido el célebre ensayo de 1984 Por una democracia sin adjetivos en el que se compara la estructura política del México priista moderno con la de Inglaterra del siglo XVIII. “El whig no era un partido sino un partido único, un partido-Parlamento, un partido-gobierno, un PRI. El parlamento era un cuerpo al que no se llegaba por una lucha electoral, sino por una lucha clientelar”. Son significativos también los ensayos La engañosa fascinación del poder (1996) y Los idus de marzo (1999). En el primero Krauze traza un recorrido histórico a través de los intelectuales que cercanos y en contrapunto con el poder político fueron claves para el análisis del país. Tlacaélel, fray Servando Teresa de Mier, el Ateneo de la Juventud, los Contemporáneos, los Siete Sabios y Jesús Reyes Heroles son algunas de las figuras clave que el autor recupera para afirmar que “El contacto esporádico del intelectual con el poder es un dato habitual en nuestra vida política que en sí mismo no tendría por qué ser satanizado. No es un pecado: es, antes que nada, una pérdida de tiempo”.

Así, en Idus de marzo, Krauze confirma la mencionada tesis al relatar los acercamientos que Salinas y Colosio mantuvieron, cada uno con sus propios intereses, hacia el historiador. Salinas lo consultaría para su proceso sucesorio disputado por Pedro Aspe, Luis Donaldo Colosio y Manuel Camacho. “En cuanto a Luis Donaldo, mis dudas eran de varias índoles: políticas y psicológicas” declaraba Krauze. Por otra parte, Colosio recurriría al autor durante su campaña como candidato: “… en el curso de esos días (1993) advertí la marcada inseguridad de Colosio, no digamos en torno a los grandes temas del debate intelectual – cosa natural, porque no era un hombre de ideas- sino a detalles verdaderamente nimios: cómo referirse a los invitados, cómo escribir una carta, la designación de un ayudante o un chófer… tomaba nota de todo. No mandaba: obedecía.” Cuenta Krauze al final del ensayo la tragedia: “No era yo el único en advertir su quebranto. Yo tenía un viaje inminente a España, pero (Julio) Scherer y yo convinimos en un plan para el regreso: nos reuniríamos con Colosio y procuraríamos convencerlo de retirar su candidatura. Fue en España cuando una llamada nocturna de Ramón Alberto Garza me dio la espantosa noticia: ´balacearon a Colosio, extraoficialmente te puedo decir que está muerto´”.

Crítica al poder presidencial queda como un valioso registro que da cuenta de los modos del ejercicio presidencial mexicano, observados desde el escrutinio “krauziano”, es decir liberal, histórico y crítico.

Recomendamos del autor tres libros más:

Octavio Paz. El poeta y la revolución (2014).
En esta concisa biografía, Krauze concentra las influencias e ímpetus políticos que Octavio Paz mantuvo a lo largo de su vida. Las figuras de su abuelo Ireneo y su padre Octavio serían claves en el pensamiento revolucionario del Nobel. Ireneo desde los 15 años fundaría un periódico de oposición contra el dictador Santa Anna, años después crearía diarios críticos frente al imperio de Maximiliano y en antagonismo con la Republica Restaurada, redactaría años después -como aliado de Porfirio Díaz- los planes originales de la Noria y Tuxtepec. Octavio Paz Solórzano, padre del poeta, contravendría a Ireneo y a su última publicación La patria -crítica feroz de Madero y Zapatacon su incorporación a las filas zapatistas, más adelante fundaría el Partido Nacional Agrarista y escribiría al final de su vida una Historia del Periodismo en México. Desde esta carga histórica, el autor de El Laberinto de la Soledad heredaría una pasión revolucionaria cuyo campo de batalla sería el infinito campo de las ideas. “Su vida fue un poema circular -doloroso, luminoso, siempre apasionado- en cuyo largo trazo genealógico hay huellas de todas las revoluciones del mundo moderno: la Revolución francesa, las revoluciones liberales del orbe hispano, la Revolución mexicana, la Revolución rusa y sus avatares de toda índole de América Latina.”

Personas e Ideas. Conversaciones sobre historia y literatura (2015).
Como parte de la colección Ensayista Liberal, editada por Debate, en este volumen son recopiladas las diferentes entrevistas que Krauze realizó desde 1979 hasta el 2004 a través de las publicaciones Vuelta, Letras Libres, El País y Novedades. Los entrevistados no son menores: Jorge Luis Borges, Mario Vargas Llosa, Octavio Paz, Miguel León-Portilla, Isaiah Berlin o Daniel Bell. Los temas dialogados claramente tampoco: la idea de utopía, el destino de Estados Unidos, la guerra del Medio Oriente, el humanismo indigenista o los legados de Spinoza y Marx. El libro concluye con una entrevista que Christopher Domínguez Michael hace a Krauze en 2011 en la que el autor declara la dirección de su trayectoria profesional desde la influencia de su entrañable maestro Cosío Villegas: “En las múltiples casacas de Cosío Villegas encontré una vocación múltiple que asumir: la del liberal, la del historiador, la del empresario cultural, la del editor, la de llevar la historia a la gente, como él quiso. Pocos saben que la Historia mínima de México que hizo Cosío Villegas fue originalmente un guion para televisión; él quería hacer documentales de historia.”

El pueblo soy yo (2018).
Catorce ensayos escritos por el autor desde el 2004 hasta el 2018 son reunidos bajo la consigna “Este es un libro contra la entrega del poder absoluto a una sola persona”. Y es que tres años atrás Krauze observaba con preocupación la fragmentación del estado democrático ante la llegada al poder presidencial de López Obrador, cuya personalidad populista había sido detectada por el autor en el 2006 con el ensayo El mesías tropical. Retomando a Aristóteles, Max Weber y Richard M. Morse, el autor propone un decálogo -con base en las figuras de Juan Domingo Perón y Hugo Chávez– que especifica los rasgos característicos de la política populista: 1) Exaltación al líder carismático; 2) El populista no sólo usa y abusa de la palabra: se apodera de ella; 3) El populismo fabrica la verdad; 4) Se utiliza de modo discrecional los fondos públicos; 5) Se reparte directamente la riqueza cobrando obediencia; 6) Se alienta el odio de clases; 7) Movilización permanente de los grupos sociales; 8) Creación de un “enemigo exterior” a partir de la alergia a la autocrítica; 9) Desprecio del orden legal; 10) El populismo mina, domina, domestica o cancela las instituciones y libertades de la democracia.

Andrés Manuel López Obrador Crítica al poder presidencial Enrique Krauze gobiernos de México política de México populismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.