folder Publicado en Listado literario
Diez libros que me recuerdan a mi hermano
Jorge Bobadilla Vargas comment 0 Comentarios

Con motivo del Día Mundial del hermano, celebrado hoy, cinco de septiembre, recomendamos 10 libros que tienen como protagonistas a hermanas y hermanos de diferentes latitudes y épocas. Estas historias al ser descubiertas, o revisitadas, nos permiten ahondar en la percepción de nuestras complejas relaciones personales (y contextuales) desde las varias representaciones de nuestros vínculos fraternos, ya sean estos sanguíneos o adjudicados, correspondientes o disonantes, cercanos o lejanos, estimulantes o desesperantes y demás polaridades o escalas que podamos nombrar y sentir.

  1. Mujercitas, Louisa May Alcott

A 153 años de su publicación en 1868, Mujercitas se ha convertido en una novela clásica de la literatura universal. Firmas diversas como las de Simone de Beauvoir, J.K. Rowling, Patti Smith o G.K. Chesterton han alabado esta historia que relata la juventud de las hermanas March que, desde Nueva Inglaterra, durante la Guerra de Secesión, padecerían, aceptarían y contrariarían las costumbres femeninas del siglo XIX cada una a su manera: Meg, de manera tradicional; Jo, a través de la escritura; Beth, con el piano y Amy a través del arte. “Si fuese un chico, me escaparía contigo y lo pasaríamos en grande, pero soy una pobre chica y he de comportarme con propiedad y volver a casa”. El director hollywoodense George Cukor hizo una espléndida adaptación al cine en 1933, protagonizada por Katharine Hepburn y nominada al Óscar como mejor película.

2. Sentido y sensibilidad, Jane Austen

La primera novela de la autora del clásico Orgullo y Prejuicio narra el contraste de personalidades entre las hermanas Elinor y Marianne Dashwood frente a la injusticia económica (causada por la avaricia de su medio hermano que se apropia de la herencia de su padre muerto) y la búsqueda del amor romántico y práctico en la Inglaterra de finales del siglo XVIII. El sentido, o sensatez, de Elinor y la sensibilidad, o primacía de los sentimientos, de Marianne -que conforme avanza la historia estas predisposiciones intercambian entre las hermanas- son las limitaciones y capacidades con que las protagonistas se desenvuelven en una sociedad complejamente reglamentada y desfavorable para la voluntad de desarrollo de la mujer de entonces. En el principio de la obra comenta Marianne: “En Elinor no se da mi manera de sentir, así que puede pasar esas cosas por alto y ser feliz con él. Pero si yo lo amara, me habría destrozado el corazón de escucharlo leer con tan poca sensibilidad. Mamá, mientras más conozco el mundo, más convencida estoy de que jamás encontraré a un hombre al que realmente pueda amar. ¿Es tanto lo que pido?”.

3. Dos chicas de Shanghai, Lisa See

Las hermanas Pearl y May Chin viven lujosamente en la cosmopolita ciudad de Shanghai, China, en los años 30 del siglo pasado hasta que un infortunio económico y el desastre de la Segunda Guerra Sino-japonesa hacen que pierdan sus privilegios de clase acomodada. Sus vidas decaen estrepitosamente y sortean vejaciones tanto en Shanghai como en Estados Unidos, país al que emigran para sobrevivir bajo matrimonios concertados. Estas circunstancias de esplendor y caída de la cultura china “precomunista” revelan, a través de los personajes de las hermanas Chin, tradiciones idiosincráticas y nuevas prácticas transculturales que el milenario pueblo chino ha mantenido e incorporado en su historia moderna del siglo XX. La continuación de esta sinuosa historia sucede en la novela Sueños de felicidad, editada por B de Bolsillo.

4. Las hermanas Soong, Jung Chang

Publicada al español en septiembre del año pasado, esta biografía de la autora bestseller Jung Chang (10 millones de libros vendidos con Cisnes salvajes y Cixí) describe las vidas de las hermanas más poderosas de la China del siglo XX: las hermanas Ching-ling, Mai-ling y Ai-Ling Soong.

Ching-ling fue esposa y consejera del primer presidente de la República China, más tarde Ching-ling sería vicepresidenta, copresidenta e incluso presidenta de China en 1981 por un periodo de tiempo muy fugaz. Por otra parte, Mai-Ling, la hermana menor, sería esposa del líder del Partido Comunista Chino, el Kuomintang, y se convertiría en una celebridad del ámbito político de los Estados Unidos hasta aparecer en las portadas de las revistas Time y Life. La mayor de las hermanas, Ai-ling sería la mujer más rica de China a través del desvío ilícito de recursos públicos.

5. Vincent, girasoles contra el mundo, Mario Iván Martínez

Con una biografía y un argumento teatral, el dramaturgo Mario Iván Martínez presenta la vida del célebre pintor Vincent van Gogh desde el escrutinio de la comunicación epistolar que mantuvo el artista con su hermano Theo desde 1872 hasta 1890 (año de su muerte). Predicador religioso en minas de carbón, enamoradizo de una prostituta y amigo de Paul Gauguin, son detalles íntimos que podemos conocer hoy gracias a las más de 600 cartas que el pintor escribió a su hermano. En palabras de Mario Iván: “Entendí que Vincent, de no haber sido pintor, muy fácilmente podría haberse convertido en poeta, filósofo o hasta santo. Descubrí que, para los veinte años, van Gogh ya sabía de memoria la Biblia, había leído al Buda, a Dickens, Shakespeare, Daudet y Mallarmé”.

6. Caídos del cielo, Ray Loriga

“Mi hermano no era un demente de esos que andan repitiendo lo que ven en el cine. Mi hermano tenía una pistola y se cargó a dos tíos que a saber si no se lo tenían más que ganado. Bruto era, no digo yo que no, pero loco para nada”. La tercera novela del español Ray Loriga (1995) cuenta la desventura de un joven que huye en un coche robado junto con una chica que ha secuestrado después haber disparado a un guardia de seguridad, todo esto desde la narración de su hermano menor. En 1997 el mismo Loriga llevaría al cine la novela con su propia adaptación y dirección bajo el título La pistola de mi hermano. Loriga revelaba en una entrevista la idea de hermandad que permeaba en sus primeras narraciones: “… el personaje que yo he sido en libros anteriores se desdobla entre los dos hermanos, el que soy y el que me gustaría ser”.

7. Me casé con un comunista, Philip Roth

Novela que forma parte de la célebre “Trilogía americana” en la que el autor plasma la complejidad identitaria de la sociedad estadounidense de mitad del siglo XX a través de su personaje alter ego Nathan Zuckerman que atestigua, en este caso, además de las estrategias internas anticomunistas del presidente McCarthy cristalizadas en el menor de los hermanos Ringold -protagonistas de la historia-, la formación civil y cultural del estadounidense de clase media y el papel de la literatura frente a la política. “Mi padre me tomaba tan en serio como los Ringold, pero no con la osadía política de Ira, ni con el ingenio literario de Murray, sino, sobre todo, con su aparente ausencia de preocupación por mi decoro, por si yo sería o no un buen muchacho.”

8. Carta sobre los ciegos para uso de los que ven, Mario Bellatin


Relato cuyo título referencia al ensayo, con el mismo título, de Diderot publicado en 1749 que versaba sobre las posibilidades filosóficas de la ceguera como condición y como idea en el “siglo de las luces”. Bellatin en este caso discapacita de ceguera a dos hermanos cuasi siameses, Isaías y Lailajilalá, que devienen sordos y se encuentran recluidos en un escenario irreal e inhóspito. Lailajiilá (ella) relata a su hermano, por medio de injertos tecnológicos que permiten una comunicación en braille, el escenario absurdo en el que se encuentran entre perros salvajes al acecho, enfermos mentales y un deficiente curso de escritura al que están sometidos. Lailajilalá escribirá a su hermano en el final de la novela: “Lo importante entre nosotros, debes entenderlo ya, son otras cosas. Por ejemplo, que escriba sin parar con el fin de que no te sientas abandonado en medio de la nada.”

9. Los hermanos Karamazov, Fiodor M. Dostoievski

Otro clásico de la literatura universal en esta breve lista. La historia es densa como su longitud de más de mil páginas; en síntesis: un padre menos que ejemplar es asesinado por uno de sus cuatro hijos afligidos. Los hijos: Dmitri, de carácter violento; Iván, un intelectual frío; Aliosha, el hijo pequeño, religioso e ingenuo; y Smerdiakov, el hijo bastardo y resentido. El padre: un lugarteniente borracho, egoísta y distante de sus hijos. Son estos los principales personajes (además de una aparición sorpresa del mismo diablo) con los que Dostoievski transmite sus crudas, originales y punzantes ideas sobre la moral, la libertad, la religión, la humanidad, el bien, el mal y el dolor existencial. Una muestra de lo mencionado a través del diálogo entre Iván y Aliosha: “Los mendigos, sobre todo los que no carecen de cierta nobleza, deberían pedir limosna sin dejarse ver, por medio de los periódicos. En teoría, y siempre de lejos, uno puede amar a su prójimo; pero de cerca es casi imposible. Si las cosas ocurrieran como en los escenarios, en los ballets, donde los pobres, vestidos con andrajos de seda y jirones de blonda, mendigan danzando graciosamente, los podríamos admirar. Admirar, pero no amar…”.

Cuentos de Shakespeare, Charles y Mary Lamb

Después de que Mary Lamb asesinara a su madre en el año de 1796 quedaría dos años más tarde, después de su estadía en el manicomio, a cargo del cuidado de su hermano menor Charles cuya vocación literaria le permitió simpatizar con autores consagrados del romanticismo inglés como Coleridge, Wordsworth y Shelley. En muestra de gratitud Mary asistiría a Charles en sus escritos y juntos adaptarían alrededor de 20 obras de Shakespeare, tragedias y comedias, al público infantil y juvenil femenino de principios del siglo XIX. Haber recuperado a Shakespeare fue una misión que los Lamb emprendieron frente al ambiente literario que encontraron entonces: tediosos cuentos infantiles sobre moral y buenos modales, ejemplares de ciencia fríos y sosos, clasicismos rígidos y costumbres puritanas que mantenían a las niñas fuera de la lectura de Shakespeare.

Caídos del cielo Cuentos de Shakespeare Día del hermano Dos chicas de Shanghai Las hermanas Soong libros que me recuerdan a mi hermano libros sobre hermanos Me casé con un comunista Mujercitas Sentido y sensibilidad Vincent girasoles contra el mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.