folder Publicado en Reseñas
Del amor y cosas lindas según Junot Díaz
Atzin Nieto comment 0 Comentarios

“Me mirabas y te miraba, y en ese justo momento ocurrió algo como amor, ¿no crees?”

Junot Díaz

Si existe un escritor cuya literatura sirva como cartografía en cuestiones del amor, las traiciones y los desencantos que conlleva estar en una relación de pareja ese es Junot Díaz. A través de sus nueve relatos que conforman el libro Así es como la pierdes (Literarura Random House), Díaz demuestra que, en cuestiones del corazón, es complicado intentar que éste pierda su memoria, sin embargo, a pesar de las cicatrices incluso la piel también olvida y el show debe de continuar.

Entre los cuentos compilados es fácil encontrar ciertos temas recurrentes que van desde los vínculos de complicidad que se generan entre un par de hermanos cuando tienen la casa sola y deciden salir a explorar el vecindario hasta cómo sobrevivir a las mujeres que dan o quitan el sentido a la vida.  

También cabe mencionar que, la figura de la madre llega a ser un tópico que sobresale al estar presente en la mayoría de los relatos, cuyos personajes desempeñan un papel fundamental para los protagonistas, ya que fungen como detonante en las relaciones destructivas que estos desarrollan a futuro cuando se ven inmersos en los desfiguros de su corazón.

Y es que, cuando se trata de las relaciones sentimentales no siempre los finales son felices, en algún punto habrá algo que arruine para siempre ese vínculo sexo-afectivo, cosa que nos hará cuestionarnos si ese paraíso hecho carne era en realidad una alegoría del amor romántico, un trauma que arrastramos desde la infancia o simplemente un deseo carnal cualquiera que quisimos disfrazar de amor barato, aunque al final siempre quedará ese recuerdo, pues los buenos momentos no tan fácil se olvidan.

En Así es como la pierdes navegan diversas mujeres quienes protagonizan las historias en donde las cuitas del corazón ocupan un papel preponderante, al menos en textos como: “El sol, la luna y las estrellas”, “Alma”, “Flaca”, “Miss Lora” y “Guía de amor para infieles” en donde lo interesante no es saber por qué se terminó sino cómo “superar” el duelo, romper con esa costumbre y tratar de rehacer ese paraíso en ruinas en el que se encuentra tanto la mente como el corazón ya que la vida sigue y nadie se muere de amor.

De forma caleidoscópica, Díaz entreteje sus narraciones usando diversas voces narrativas que resultan atractivas desde las primeras líneas sobre todo en los cuentos en donde utiliza la segunda persona de forma magistral, así como también un recurso interesante que emplea es la mezcla tanto de palabras como de expresiones del español dominicano, de tal manera que marcarán un frenético ritmo en cada una de estas historias atrapando al lector más exigente llevándolo hasta ese redondo, potente y exquisito final.

Si bien es cierto que existen tres temas primordiales como son: el amor, la vida y por supuesto las mujeres, por ende, en el libro de Díaz, ellas son las protagonistas de cada una de las historias, por un lado, está Magda. Oriunda de Bergenline: bajita de boca grande, tremendas caderas y unos rizos negros en los cuales se te puede desaparecer la mano. Mientras que Alma, tiene un cuello de caballo tierno y largo y un culazo dominicano que parece existir en una cuarta dimensión. También se encuentra Verónica, la blanquita que bailaba bachata, entraba a clases sobre James Joyce y la única persona que podía aguantar estar tanto tiempo en una librería. Sin olvidar a Miss Lora a la que conocías; era tu vecina, era maestra en Sayreville High School. Era demasiado flaca. No tenía nada de caderas. Ni tetas tampoco, ni culo, ni siquiera el pelo llamaba la atención. Tenía los ojos lindos, sí, pero lo que le daba fama en el barrio eran los músculos. Y por último también esta ella, tu ex, la que era tu prometida, la mujer en la que piensas cada vez que la soledad se te mete por dentro como un continente en llamas. Ella la única culpable de que te volvieras un escritor para tratar de exorcizar cada uno de tus demonios y poder rehacer tu vida.

En resumen, los cuentos de Junot Díaz hablan sobre mujeres, amores y traiciones. Ese círculo vicioso que llegan a ser los triángulos amorosos en donde uno juega apostando todo, pero pocas veces gana. Algunos relatos podrían leerse como si se tratara de un manual que te guía por los infortunios del corazón, sin embargo, es así como la pierdes, porque tú eres un hombre sin futuro y ella, ella una mujer con pasado.

Así es como la pierdes cuento Junot Díaz literatura random house

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.