folder Publicado en Reseñas
Cómo sobrevivir a la ceguera en tiempos de pandemia: Blindness
Katia Briseño comment 0 Comentarios

“Si puedes ver, mira” es el texto que aparece en la sala principal del Teatro de los Insurgentes y está acompañado por luces blancas que resaltan en el fondo de una atmósfera obscura. Al entrar hay asientos para dos personas acomodadas de manera en que unos miran a otros y perciben siluetas, rostros y movimientos entre el color negro dominante.

El espacio entre los visitantes para respetar la sana distancia es el mismo que al inicio de la función nos hace sentir ajenos ante la humanidad y la vida tangible entre tanta oscuridad. Blindness es una experiencia en la que cerrar los ojos es la única posibilidad de sobrevivir entre la ceguera. La producción original del Donmar Warehouse Theatre de Londres trae a la escena una reflexión contemporánea de lo poco que conocemos nuestros sentidos y cómo los usamos en una situación de supervivencia.

Estar ciego(a) es una situación que permite dar cuenta lo usual de los otros sentidos, la verdadera niebla que existe en la mente y el corazón de las personas se manifiesta cuando no existe una imagen ante sus ojos. La instalación teatral inmersiva y basada en la novela del Premio Nobel José Saramago, Ensayo sobre la ceguera, trae a la vida lo imposible e irreal que podría sentirse al leer entre páginas cómo una enfermedad comienza a propagarse en una sociedad hasta la búsqueda de supervivencia entre ciegos.

La voz imperdible de Marina de Tavira es el hilo conductor de esta experiencia en la que una mujer y su esposo oftalmólogo se enfrentan a ver cómo el consultorio en el que trabajan se llena de pacientes con la enfermedad de un blanco infinito. La barrera que existe entre la novela de Saramago y la realidad se extingue en el momento en el que las luces se apagan y la única posibilidad de sobrevivir es tener ceguera durante 70 minutos (sin intermedio), que es la duración de la experiencia teatral.

Los personajes y espacios, tan similares y figurativos a la novela, esclarecen los sentimientos más humanos de la vida durante una pandemia. Las descripciones y diálogos toman voz y encuentro al momento de vivir la experiencia, así como una pequeña desesperación de no poder salir de ahí.

El sonido.  A diferencia del libro aquí es posible escuchar y distinguir las voces de angustia,  dolor,  miedo y violencia. Se vale brincar de un susto al escuchar disparos, pasos y la respiración de una mujer en tu hombro. Blindness ha explotado el sentido del oído al máximo para causar desesperación e incertidumbre entre los asistentes. Bajo una nube de obscuridad no es posible distinguir entre lo real y lo virtual, en este sentido la obra recupera lo inexperto del ser humano cuando pierde la vista y no conoce sus otros sentidos. Entre páginas es posible imaginar momentos, tener claro los movimientos, pero en la obra todo cobra vida, es una realidad quedarse ciego (a).

Las luces. Se trata de uno de los recursos más importantes de Blindness al ser un elemento guía que entre interrupciones y parpadeos recuerda a los visitantes que la luz está ahí, existe, pero no es posible tocar ni ver, es algo ajeno ante los habitantes apartados en un manicomio. 

La obscuridad. Hablar de los momentos sombríos en los que no existe otra salida más que la palabra, la escritura y la voz de la protagonista es una referencia a la posibilidad de las letras para sobrevivir. Para los asistentes es una sensación efímera mientras que la instalación es una proyección de lo que sería una eternidad con ella. ¿Qué significa ver en lo nocturno?

La mujer se cuestiona sobre su única virtud de tener vista en medio de un manicomio repleto de ciegos; y esa es la herramienta que le permite presenciar momentos tan desgarradores que le duelen aún más que la misma ceguera. ¿Acaso ver no es un privilegio?

Ante la pequeña realidad que se construye en Blindness es pertinente no querer ver, tener miedo de sentir y preguntarse sobre la fuerza y resistencia para soportar un negro eterno. El contexto del mundo ante la emergencia sanitaria también ha sido un punto importante para entender esta obra.

Un día hemos dejado de ver la luz, los colores, la sombra, el brillo, el sol, la existencia, y horas más tarde cientos de personas también han abandonado su vista de manera involuntaria, es así como en cuestión de horas una pandemia cambia el entorno. Los contagios, la enfermedad de la ceguera y la pandemia son algunos temas que cuestionan la obra desde la posición de un observador que a medida en que avanza la historia se convierte en el personaje del oftalmólogo.

Imaginarse como una persona ciega en medio de una pandemia, aislada y esperando la venida de una cura es una narrativa con la que actualmente es posible identificarse. Un día dejamos de salir a la calle, de tener contacto con personas, de saludar con la mano y de existir en sociedad.

¿Cómo sobrevivir a la ceguera en tiempos de pandemia? Según Blindness lo primero es tomarse de las manos, identificar los espacios físicos y utilizar la memoria, no hablar, escuchar todos los movimientos y conseguir comida ante cualquier adversidad. ¿Estás listo para vivir en la oscuridad?

Blindness blindness teatro Ensayo sobre la ceguera José Saramago Marina de Tavira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.