folder Publicado en Listado literario
Ciudades emblemáticas de la literatura
Frida Juárez comment 0 Comentarios

Espacios apacibles o ruidosos; personajes comunes o extravagantes; sonidos rutinarios o de una noche de bohemia; son muchos los ángulos desde los cuales se puede observar una ciudad y conocer a sus habitantes y voces. La literatura ha sido durante mucho tiempo una forma de acceder a ellas o, al menos, conocer una perspectiva sobre las mismas. Sin embargo, hay universos narrativos donde las ciudades son más que solo espacios donde se desarrolla una historia, se convierten, incluso, en un personaje.

Las ciudades protagonizan historias y nos permiten —a los lectores— adentrarnos en ese espacio real, recorrer sus calles, museos o librerías; ser parte del bullicio o del abandono de un espacio y hasta enamorarnos de cada una de sus avenidas, de su sonoridad, olor y personajes. Las metrópolis han cautivado a los narradores y se presentan como un todo que se mueve, respira y determina lo que pasa a su alrededor.

A lo largo del tiempo, distintos autores han construido narraciones en las que las ciudades se vuelven emblemáticas y la historia se rige a través de ellas. A continuación te presentamos algunas de estas urbes icónicas que se han apoderado de la literatura y han cimbrado historias.

París, Francia

Una ciudad emblemática dentro de la literatura es París, la cual ha hecho su aparición en distintas obras narrativas, pero no en todas ha funcionado como un personaje o como detonante de la historia. En París era una fiesta (Lumen, 2013) de Ernest Hemingway esta ciudad permite evocar los recuerdos del escritor estadounidense que vivió en esta urbe durante los años 20, periodo en el que conoció a otros escritores y amigos; se enamoró y experimentó una forma de vida que lo hizo feliz y a la cual regresa en su vejez.

De la misma manera, tiempo después, Julio Cortázar nos vino a dar una visión bastante cautivadora de esta ciudad francesa. El escritor argentino en Rayuela (Alfaguara, 2013) nos introduce en varias historias, una de ellas la de Horacio Oliveira, un hombre que entre las calles de París experimenta una vida de ensueño: conoce a la Maga — una mujer que lo cautiva— y sus días transcurren entre la bohemia, el arte, la música y una vida intelectual que le permite encontrar su razón de vida.

Ciudad de México

La ciudad de México fue un tema predilecto durante el siglo XIX, pues se encontraba en pleno proceso de modernización y sus cronistas veían la oportunidad de atestiguar los nuevos avances y personajes que se dejaban ver. Un siglo después, esta visión de la Ciudad de México se desdibujó cuando Carlos Fuentes en La región más transparente (Alfaguara, 2022) retomó a la ciudad como eje central de su narración.

En esta novela, el mexicano atestigua la derrota de un régimen de gobierno, las transformaciones y la decadencia de la sociedad, así como la aparición de personajes que antes no se veían: intelectuales, ruleteros, juniors, poetas, prostitutas, burócratas, entre otros. Carlos Fuentes logra vislumbrar este cambio generacional y el declive de la sociedad mexicana, que ya no era nada de lo que cronistas había contado tiempo atrás.

Por su parte, Roberto Bolaño en Los detectives salvajes (Alfaguara, 2016) le da un papel central a esta urbe mexicana y recorre, de la mano de sus personajes, lugares como Ciudad Universitaria, la librería del Sótano, el café La Habana o la avenida Bucareli. En estos sitios, Juan García Madero empieza una travesía hacia su descubrimiento personal: sexualidad, miedos e intereses.

Dublín, Irlanda

Resulta indudable que el universo narrativo de James Joyce se encuentra altamente influenciado por Dublín, aquel sitio que lo vio crecer y que fue testigo de sus grandes pérdidas. Dublineses (Debolsillo, 2021) es un libro en el que este autor irlandés retrata a la gente que habitaba esta ciudad durante una época marcada por los cambios de la Revolución francesa e Industrial, aquella que se mantenía anquilosada, inerte y sometida por los prejuicios morales que imponía la época.

Joyce pone a esta ciudad en el centro de la narración y ejerce una crítica ante la clase burguesa y hacia la moralidad de algunos de sus ciudadanos. Además, es un reflejo de la vida misma: jóvenes y adultos que se enamoran, crecen, enfrentan la muerte o simplemente se mantienen inmóviles ante lo que pasa a su alrededor. Son 15 relatos que se desarrollan en Dublín y que atestiguan el pasar del tiempo y las formas distintas de ver la vida.

Nueva York, Estados Unidos

Francis Scott Fitzgerald es uno de los novelistas más destacados de Norteamérica y gran parte de su popularidad se debe a que logró retratar lo que pasaba a su alrededor: una ciudad —Nueva York— que durante los años 20 experimentaba una urbanización significativa que la colocaba como un centro de reunión, en el que abundaba la bohemia, las fiestas y se popularizaba el jazz.

Claro ejemplo es Jay Gatsby, el personaje principal de su novela El gran Gatsby (Debolsillo, 2017), quien personificaesta vida que se desarrollaba en la urbe, marcada por grandes fiestas, pero también por el surgimiento del gansterismo y la corrupción. De forma parecida, Ralph Ellison en El hombre invisible (Debolsillo, 2016) muestra otra perspectiva de esta ciudad, la cual orilla a un hombre afroamericano al aislamiento, pues la sociedad racista se niega a verlo y a reconocer su individualidad, capacidad de pensamiento y derechos. Sin duda, Ellison refleja esa otra perspectiva de esta ciudad que invisibiliza y margina a sus ciudadanos por cuestiones raciales.

Carlos Fuentes CDMX ciudad ciudades literarias Dublín Dublineses El gran Gatsby El hombre invisible Ernest Hemingway Francis Scott Fitzgerald James Joyce Julio Cortázar La región más transparente Los detectives salvajes Nueva York París París era una fiesta Ralph Ellison Rayuela Roberto Bolaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.