Bruno Fuentes
Bruno Fuentes

La Nicaragua de Sergio Ramírez

Quien haya seguido la trayectoria policiaca del inspector Dolores Morales en El cielo llora por mí y, luego, en Ya nadie llora por mí, encontrará en Tongolele no sabía bailar (la tercera parte de esta trilogía de suspenso y conspiraciones) un mundo que, lejos de quedar esclarecido −como a menudo sucede en las tramas detectivescas, […]

La guillotina de Arriaga

“No contaba Villa con procedimientos de ejecución tan impactantes. El fusilamiento ya había pasado de moda, la horca era vulgar. No tenía forma alguna para convencer a los ricos de colaborar con la Revolución. Para su fortuna se topó con un historiador que lo introdujo al conocimiento de las terroríficas torturas que se aplicaron en […]

De la pasión a la templanza

“Tsuyoshi no expresa mucho sus sentimientos. Es típico de los japoneses. Nunca lo he oído decirme te amo. Como si decirlo no fuera importante. Es sorprendente que hablara tanto en aquella primera cita.” Así empieza a cerrar la novela de Shimazaki, El corazón de Yamato, por medio de una voz narrativa (unas de las muchas […]

¿Por qué leer a Sándor Márai?

El 11 de noviembre del 1985, cuatro años antes de quitarse la vida, Sándor Márai escribe en su diario: “La gran prueba de la vida no es la muerte, sino el morir”. Esta oración bien podría ser el lema que sintetizara no solo la vida del autor húngaro sino también su extensa obra literaria, pues […]

Lo terrible desde la inocencia

Si bien la inocencia de la infancia puede servir narrativamente como una vía de escape para huir de lo terrible, ella a su vez tiene la capacidad de potenciar lo que más nos horroriza, de hacer que personajes vivan el miedo y el dolor de la manera más pura porque si algo no tiene el […]

"El principito" y una invitación a tu lector niño

En el prólogo de El principito, el autor pide una disculpa a los niños por haber dedicado la obra a un adulto, llamado León Werth. Dicha disculpa lo lleva a concluir que este hombre fue alguna vez un niño también, obligándolo a corregir su dedicatoria al final del prólogo: a León Werth, cuando era un […]

¿Puede haber arte después del holocausto?

¿Puede una obra retratar los horrores que sucedían en los campos de concentración? Si bien el límite entre la realidad y el arte cambia de grosor según la época (o más aún, según el creador), ya que tanto una como la otra son totalmente distintas en cada siglo, lo que nunca cambia es el deseo […]

El leviatán de los leviatanes

“Elijamos al más distraído de los hombres sumergido en su más honda ensoñación; pongámoslo en pie y nos llevará, infaliblemente, hacia el agua, si hay agua en esa región.” Así habla Ismael, el narrador de Moby Dick, poco antes de contarnos su oceánica aventura en busca del leviatán que inspira al título de la novela. […]

No todo es vodka: Cinco clichés de la literatura rusa

Como dijo en una entrevista el académico estadounidense Irvin Weil, las novelas rusas no comienzan realmente sino hasta la página quinientos. Tolstoi llegó a escribir alrededor de 23 páginas al día. Dostoievski escribió (o más bien, le dictó a su taquígrafa) novelas extensas y legendarias en sólo cuestión de meses. Algunos hablan de este monstruoso […]

Carta a Bazeltoff

Estimado Bazeltoff: No me extiendo mucho porque es algo muy puntual por lo que te escribo, además de importante y delicado… me URGE que me regreses, a la brevedad, mis Cuentos completos de Edgar Allan Poe. La edición de Penguin, ¿te acuerdas? Te la presté hace más de un año y no me la has […]


Previous page Next page