folder Publicado en Reseñas
Así se vivió el primer día de la FIL Guadalajara 2020
Redacción Langosta comment 0 Comentarios

Llegó el día que tantos lectores esperaron, y aunque este 2020 no dejó que la Feria Internacional del Libro de Guadalajara se celebrara con pasillos llenos de libros y gente, de sonoros aplausos y con un acercamiento a los autores, su versión virtual comenzó con el pie derecho, haciéndonos sentir tan cerca a pesar de la distancia.

En el primer día de la edición número 34 de la FIL Guadalajara pudimos presenciar, desde nuestros hogares, charlas con autores como Federico Reyes Heroles, Carmen Boullosa y Rosa Montero, presentando sus más recientes novelas, que mucho tienen que ver con la pandemia, el sentido del humor, la vida y la libertad.

Registro. Mapa e inventario de uno mismo de Federico Reyes Heroles

En conversación con Sergio Ramírez, escritor nicaragüense ganador del Premio Internacional de Novela Alfaguara 1998, por Margarita, está linda la mar, Federico Reyes Heroles presentó su libro Registro. Mapa e inventario de uno mismo, el cual es, a decir del autor, un registro de lo que se va viviendo día a día, de la soledad, las fiestas, la familia y de acercarse a las personas que uno quiere.

Un libro que Federico Reyes Heroles comenzó hace diez años y que culminó en tiempos de pandemia, y que fue inspirado en gran parte por momentos personales que dan a la vida otro sentido, como el nacimiento de un nieto y el cual se refleja en el capítulo Buenos brazos.

“Aprender de lo que hemos vivido y lo que estamos viviendo, hacer el esfuerzo por cambiar lo que nos está entorpeciendo el gozo, esa es la intención de Registro”, comentó su autor. Y añadió que la felicidad es ahorita, el momento que se vive, y el poder regresar a ellos a través de libros como este.  

Obtén tu libro aquí

El libro de Eva de Carmen Boullosa

Para hablar de El libro de Eva, la más reciente novela de Carmen Boullosa, la autora conversó con el escritor Jorge Volpi, quien afirmó que la Eva de Boullosa es radicalmente distinta a la que hemos conocido hasta ahora, una Eva infinitamente mejor que nos lleva de la mano en este libro que podría -o no- ser apócrifo.  

Para Boullosa, el personaje bíblico de Eva nunca fue importante en su vida, a pesar que desde pequeña tuvo un acercamiento a la vida religiosa por pertenecer a una familia radicalmente católica. Sin embargo, fue conforme crecía y llegando a la etapa adulta que se cuestionó de dónde pudo haber surgido el mito tan absurdo de que Eva, una mujer generadora de vida pudiera ser también generadora del mal, aunado a la idea de que las mujeres tienen que estar dominadas por los varones.

“Eva es mucho más que una mujer débil y para la humanidad no lo es, no es un ser humano sino un pedazo de la costilla de los demás”, dijo la autora. Por ello, El libro de Eva retoma el libro del Génesis, pero de otra forma, desde los ojos de una Eva distinta a la bíblica, brillante, libre y llena de humor.

Al probar la manzana, ella se contagió de humanidad, llevándola a la conciencia, al deseo de decidir, a la invención de la palabra, al pintar, al guisar, lavar la ropa y después a la maternidad. Todo un circuito de sentido común.

Carmen Boullosa y Jorge Volpi

Para crear a Eva, “no usé ninguna arcilla, ni harina de almendra, ni de mantequilla ni otro ingrediente imaginario, sino que por primera vez en mi vida he usado el sentido común, fui obedeciendo lo que ella me dictaba, si es que era cierta y real… Me fue abriendo puertas para su propia historia”, aseguró Boullosa.

En este libro, el discurso adánico se basa en la envidia del clítoris, del poder parir, y comienza así una pelea por el deseo de hacer valer su mandato, y por no poder generar vida.

Podríamos decir que es un libro feminista lleno de historias sobre la mujer, la violencia y por qué las mujeres no sólo son acompañamiento del hombre.

Obtén tu libro aquí

La buena suerte de Rosa Montero

Otra autora imperdible del primer día de la Fil Guadalajara fue la escritora Rosa Montero, quien en compañía de Mariana H. habló a la audiencia sobre La buena suerte, una novela que en palabras de la autora habla sobre el bien y el MAL, así con mayúsculas, del mal devastador que no podemos entender y nos destruye.

En este libro se esconde un misterio intenso y existencial, que no deja al lector certeza alguna de lo que pasará después, pero que a la vez lo hace sentir dentro de la historia, como si tuviera el narrador a lado suyo.

La historia comienza con Pablo, un hombre que viaja en tren, pero desciende de él antes de llegar a su destino, justo en un paisaje feo y descuidado, como si quisiera huir o castigarse por algo. Sin embargo, el comportamiento de este y todos los personajes que tienen lugar en este libro, es inexplicable.

Rosa Montero

Para Montero lo importante del libro es saber ver al mundo de una forma distinta, con sentido del humor, sin importar las dificultades. “Los seres humanos somos narración, y al cambiar la narración cambiamos nuestra vida”.

La buena suerte es la vida, y la vida es más pequeña que los deseos y los sueños, la droga más fuerte que hay en el universo. Es el trabajo de tres años de la autora, perfeccionando una idea que surgió un 29 de abril de 2017, cuando viajaba en un tren a Málaga.

“Esta novela ha sido difícil de escribir, es arriesgada en muchos sentidos, es poco convencional, empezando por la voz narrativa, porque es muy compleja su estructura, y creo que he logrado que fluya”, concluyó la escritora.

Obtén tu libro aquí

Carmen Boullosa Feria del libro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.