Trastornada perfección

donnatarttTE
El secreto / Debolsillo, 2014

Meticulosa y pausada. La misteriosa narrativa de un vocabulario complejo y estudiado, forma parte de la riqueza de la primera novela de Donna Tartt, El secreto (1992).

La historia se desarrolla en el frío Vermont, protagonizada por unos jóvenes universitarios de una clase selecta de griego clásico del Hampden College, envueltos en una élite de riqueza miserable, abrigos de tweed, líneas de cocaína, latín, whisky, Homero y Dante.

La incertidumbre, nerviosismo y perdición acompañan a Richard Papen en su narración de su no planeada vida en la universidad; tanto la mente como la personalidad de cada personaje que lo rodea se presentan como las madrugadas con neblina: impenetrables, problemáticas, frías y cómplices de una bizarra experiencia.

Cada frase explota en cámara lenta para lograr una intimidad con el lector, guiada por la desesperada necesidad de la purificación del alma, elevada a un nivel intelectual superior, con la cotidianeidad de los problemas de juventud dónde la escritora se volvió una experta en moldear la psicología de los personajes ficticios, para lograr la comprensión de la perversidad mortal del thanatos.

Confieso que soy la comprobación de un experimento trazado a mano, para ser arrancada de la cordura y depositarme en una complicidad de conjeturas verosímiles de falsas historias, pero con sentimientos incontrolables de una auténtica realidad.

Me niego a desmenuzar aún más la trama de la historia para dejar a los futuros lectores con la curiosidad de revelar el título de la misma, sin embargo me atrevo a decir que el secreto del éxito de la misma fue partir de la destrucción para reproducir una experiencia sensorial y mental de una perturbada pero muy humana sociedad.

Alejandra Junco

Tags from the story
, , ,

Deja un comentario