Retrato de una novelista americana

Es de carácter serio, tímida, apenas risueña, pero contraria a su personalidad la obra de Joyce Carol Oates es avasalladora: más de 50 novelas publicadas y más de 400 relatos escritos; además de artículos para prensa, obras de teatro y ensayos.

Nacida en una familia de obreros en 1938 en Lockport, Nueva York, Oates ha creado a lo largo de su carrera literaria un retrato inmenso de la América profunda, esa que han presentado autores como William Faulkner, John Steinbeck, Harper Lee, Norman Mailer o Phillip Roth.

Historias en los pueblos estadounidenses protagonizados por personas rotas. Así es la literatura de Oates. “La gran autora del último medio siglo”, como ha sido llamada en varias ocasiones por la prensa, cuenta historias en las que no hay buenos o malos. Solo personas. Y sus errores. Por supuesto, hay errores garrafales, que pueden destruir vidas, pero la gran capacidad de Oates para hacer entrar al lector en la mente de sus protagonistas logra que se les entienda y hasta que se les compadezca. Son seres atormentados en el que el destino parece ya estar escrito y del que les resulta difícil escapar.

Las historias de estos personajes están rodeadas de una oscuridad que parece absorberles. “Héroes” de guerra con traumas, hijas abandonadas, hijas que se enfrentan a la muerte de sus madres, familias que huyen de gobiernos dictatoriales, personas desaparecidas, muertes, amores, odios… Todo parece haber sido ya abarcado por su pluma.

Joyce Carol Oates es una eterna candidata al Premio Nobel, aunque ella misma confesó que tiene pocas probabilidades de ganar, no sólo por todos los otros autores que escriben en el orbe, sino por el contexto político del momento y por la gran cantidad de autores que escriben en inglés. Independientemente, si gana o no, la literatura de Oates es indispensable para todo aquel que quiera analizar y leer una gran obra desarrollada en su tiempo. Porque su literatura es una representación cruda y certera de nuestra época.

Dice Oates que siempre escribe, incluso cuando corre piensa en lo que escribirá. Sus historias tienen, —y es en realidad el entramado que permite a sus historias funcionar—, una denuncia, toca temas que afectan actualmente a todo el mundo: la guerra, el machismo, la corrupción, los asesinatos…

Prepondera, sin embargo, a lo largo de su obra una exploración de la condición femenina. Como por ejemplo, lo hace en ese gran perfil de Marilyn Monroe que es Blonde y con el cual fue finalista del Premio Pulitzer, lo hace también en Mamá, en Mujer de barro, en la Hija del sepulturero y en sus cuentos.

La capacidad de Oates de entrar en la psique humana a través de sus protagonistas y sus historias ha puesto sobre el mapa literario, desde hace varios años, a una autora inmensa, una escritora indispensable en nuestros días.

Otros textos de Redacción Langosta

Lyman Frank Baum

Ejerció las más diversas actividades antes de dedicarse a la literatura: periodista,...
Leer más

Deja un comentario