folder Publicado en Reseñas
Qué es Malaz y por qué deberías estar leyéndolo
Ángel Lorenzo comment 0 Comentarios

Actualmente vivimos una época dorada para la literatura fantástica, género que ha evolucionado hasta alcanzar una madurez más allá de aquellas primeras historias posiblemente un tanto más cándidas que todos guardamos en nuestros corazones como es El Señor de los Anillos, Dragonlance, y otras obras clásicas que han dado paso a tramas más complejas donde los personajes reciben un trato más adulto como podemos ver, por ejemplo, en la obra de George R.R. Martin o Joe Abercrombie.

Si te gusta la literatura fantástica, es posible que te suene este nombre: Malaz, El Libro de los Caídos. Cómo si de una profecía se tratase todo lector de fantasía llega tarde o temprano a estas novelas ya sea por búsqueda propia, azar o recomendación. Pero, ¿qué es Malaz? ¿Por qué muchos la alaban y otros la temen? 

Malaz es una saga de fantasía épica cuyo concepto nació a principio de los 80 de la mano de los canadienses Steven Erikson e Ian C. Esslemont como base para sus campañas de rol. Cuando se dieron cuenta de la extensión y el detalle de todo lo que habían creado, trataron de escribir un guion para una película, pero el proyecto no salió adelante y en su lugar decidieron dar vida a una saga de libros por lo que, personalmente, doy gracias.

Steven Erikson

Malaz es famosa (para bien y para mal) por su complejidad tanto en trama como en personajes, así como por su gran calidad y originalidad. A menudo es descrita como “obra maestra” o “joya del género”, pero también cómo “una saga no accesible para todo el mundo”. Todo ello es cierto, y voy a tratar de explicar por qué tiene esta fama, así como daros motivos por los cuales merece la pena leerla.

Podríamos empezar resumiendo el argumento de los libros, que básicamente describen una época turbulenta en la historia del Imperio de Malaz y las otras naciones que comparten su mundo. Fácil, ¿verdad? Pero con esta descripción nos quedaríamos extremadamente cortos. Cada volumen de Malaz trata su propio conflicto y naturalmente ayuda a avanzar en el argumento principal que descubrimos según leemos los libros. Muchos personajes también continúan siendo protagonistas entre volúmenes pero una de las peculiaridades de esta saga es que no siempre sigue una cronología lineal. Es decir, en un libro somos testigos de los acontecimientos que suceden en un lugar del mundo durante un momento específico, y a veces, la siguiente novela se superpone al mismo período de tiempo pero mostrándonos lo que sucede en un área diferente del continente, con otros personajes. Esto se debe a que Erikson tiene como objetivo que como lectores, veamos el mundo desde muchos puntos de vista distintos mientras avanza la historia, incorporando por el camino un amplio elenco de figuras carismáticas e inolvidables (humanos, no-humanos, inmortales, dioses), tramas, subtramas, temas y localizaciones.

A diferencia de otros autores que utilizan el comienzo de su primera novela para crear los cimientos en los que se asienta la historia, en el primer volumen, Los jardines de la Luna, Erikson nos lanza directamente a la acción y tendremos que avanzar por nosotros mismos en un mundo completamente nuevo y desconocido, por el que nadie nos va a llevar de la mano explicándonos sus complejidades. Términos como Abrasapuentes, Tiste Andii, Ascendidos, Sendas y muchos más llueven sin cesar sobre nosotros, que no tenemos aún contexto de lo que significan. Esta falta de explicaciones iniciales puede resultar confusa o incluso abrumadora, pero creedme si os digo que merece la pena y es que Malaz recompensa al lector paciente como no puede hacerlo ninguna otra obra. 

Aquellos que resistan el primer asalto empezarán a adquirir el conocimiento necesario para disfrutar plenamente la saga, y con ello tendrán en sus manos una historia absolutamente increíble con personajes maravillosos, reales y profundos, una trama original y rica en detalles, un mundo lleno de razas singulares y lugares asombrosos, con un sistema de magia único e interesante y una prosa fantástica, cínica y muchas veces divertida. Como recompensa final, como lectores sentimos, además, que nos hemos ganado este conocimiento: es el premio al esfuerzo y a algo que se da por hecho. No existe una obra equiparable a Malaz en ningún otro género y merece la pena leerla solo por la experiencia que supone.

Espero que haberte ayudado a descubrir por qué la saga de Malaz es considerada como una de las obras más ricas y complejas de la fantasía, algo por lo que muchos de quienes la han disfrutado la consideran una de las mejores obras del género jamás escritas y espero que te animes a leerla.

Abrasapuentes El libro de los caídos literatura fantástica Malaz Steven Erikson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.