Los hijos de la diáspora sefardí

Por mi boka autores

Por mi boka / Lumen, 2013
 

Símbolo de la otredad, la palabra “sefardí” remite siempre al otro: para los judíos, el sefardí es el español o descendiente de españoles; para los que hablan español, el sefardí es el judío. Es esa condición de desplazamiento y movilidad, global y trasfronteriza, híbrida y asistemática, la que se impone al pensar en la circunstancia del exilio sefardí.
Jacobo Sefamí, La otra diáspora

A los judíos les estaba prohibido escrutar el futuro…
Walter Benjamin

 

Sefardí o ladino. Variante del español adoptado por la comunidad judía como una forma de apropiación, de identidad involuntaria que se hace, como siempre, una manera de identidad.

Judío implica, lo sabemos bien, distinción. Distancia. De muchas formas: ponerse aparte del mundo. Fue el pueblo judío el que por primera vez concibió la noción iluminada del Dios único. El Dios verdadero, el creador, el Dios de dioses. Establecieron con ello una distinción definitiva: entender una sola superioridad vigía, en contacto directo con ciertas figuras históricas, con algunos profetas. Dios como parte del devenir del mundo. Dios y hombre, contraposición y destino.

Por mi boka. Textos de la diáspora sefardí en ladino, antología breve compendiada por Myriam Moscona y Jacobo Sefamí bajo el sello Lumen, es acaso una muestra necesaria de la riqueza léxica, de la poética mayúscula de un pueblo en el aparente exilio lingüístico. Son pocos los autores que cultivan el ejercicio del ladino, del judeoespañol, como una forma de ejercicio estético. Son pocos los hijos de la diáspora sefardí que se dedican a la difusión de las letras. Son pocos, en rotundo, los hijos de la diáspora sefardí, casi toda ella de origen turco, tras su expulsión de los reinos católicos de España.

El volumen, bellamente editado, reúne fragmentos de la Biblia de Ferrara (1553) y el Meam Loez, textos de Clarisse Nicoïdski, secciones del dibaxu de Juan Gelman, extractos de la bellísima Carta a Antonio Saura…de Marcel Cohen (lectura obligada en sefardí), y selecciones de Poemas de Estambul y El saco de Douglas, de Denise León. Todos los textos cuentan, por supuesto, con sus respectivas versiones al español contemporáneo.

Además, Por mi boka incluye, como colofón, algunas traducciones al ladino: el capítulo inicial del Quijote, por Rachel Amado Bortnick y Martín Fierro, breve poema de José Hernández, adaptado al judeoespañol efectuada por Carlos Levy, poeta y escritor mendocino, de familia sefardí proveniente de Estambul.

Los dejo con un par de textitos, tanto en su original ladino como en el español de hoy, como un brevísimo corolario para invitarlos, antojarles, a acercarse a la estela de una forma idiomática, quizá, pronto a desaparecer.
 

Clarisse Nicoïdski

[se arasgarun lus ojus]                                                     | [se rasgaron los ojos]

 

se arasgarun lus ojus                                                              | se rasgaron los ojos

para ver                                                                                       | para ver

il velu curiladu qui mus ciega                                            | el velo colorado que nos ciega

se arasgarun lus ojus                                                             | se rasgaron los ojos

comu tela                                                                                   | como tela

qui scondi la varda                                                                | que esconde la verdad

si arasgarun                                                                              | se rasgaron

 

 

Denise León

[Una línea de pasharos se aleja]                          | [Una línea de pájaros se aleja]

 Una línea de pasharos se aleja                                      | Una línea de pájaros se aleja

lacerada                                                                                  | lacerada

d’esta sivdad ronka                                                            | de esta ciudad ronca

donde tu nombre no arrelumbra.                                | donde tu nombre no alumbra.

Esta sivdad                                                                            | Esta ciudad

ke keda leshos de tu sangre                                           | que queda lejos de tu sangre

i de la solombra de tu sangre                                        | y de la sombra de tu sangre

en mi korason.                                                                    | en mi corazón.

Tiembla la memoria                                                         | Tiembla la memoria

ke te nombra                                                                       | que te nombra

i me spanto de ulvidarte                                                 | y me espanto de olvidarte

kada noche                                                                           | cada noche

en esta sivdad.                                                                    | en esta ciudad.

 

 

Ismael Martínez

Sigue leyendo por temas:
, , ,
Otros textos de Redacción Langosta

John Ashbery

Autor de más de una veintena de libros de poesía, ha sido...
Leer más

Deja un comentario