No eres tú, soy yo: 15 obras famosas rechazadas por editoriales

  1. Stephen King: Destruyó cuatro de sus novelas, después de que éstas fueran ignoradas, antes de escribir Carrie. Obra que fue rechazada y arrojada a la basura antes de ser publicada en 1974 por la editorial Doubleday. Hasta la fecha es uno de los libros más censurados en las escuelas de EUA. #YaNoHayRespeto

giphy

2. Seuss: Su primer libro infantil publicado And to Think that I Saw It on Mulberry Street fue rechazado por al menos 27 editoriales, hasta que gracias al encuentro fortuito con un amigo de Seuss, que a su vez era el editor de Vanguard Press, logró publicar el libro en 1937.

seuss

3. James Joyce: Aunque sin duda, Joyce se ha consagrado como el maestro —no sólo de la literatura irlandesa sino la universal, experimental y modernista—, en su momento su narrativa fue considerada obscena e incapaz de generar ventas. Su libro Dubliners tardó 9 años en ser publicado, después de intentar venderlo con aproximadamente 15 editoriales, sin tener éxito.

joyce

4. Gertrude Stein: La magnífica autora, durante toda su carrera, tuvo que insistir casi devotamente para lograr ser escuchada en cada uno de sus ambiciosos proyectos. Se dice que tardó casi 20 años, tras constantemente mandar sus poemas, para publicar uno de ellos. De hecho, su libro The Making of Americans: Being a History of a Family’s Progress (1925) fue el causante de una de las cartas de rechazo más épicas, sarcásticas y ociosas.  (Ese Arthur Fifield tan gra-cio-si-to, ¡eh!)

gertrude-stein

5. Ernesto Sábato: Su novela más importante, El túnel, recibió críticas y rechazos por parte de las editoriales en Buenos Aires, tales que orillaron a Sábato a buscar otros medios de publicación. Fue la revista Sur, quien publicó la obra que más tarde Albert Camus llenaría de elogios.

sabato

6. Roberto Bolaño: El polémico Bolaño, no siempre estuvo en el ojo de las editoriales, de hecho su novela Estrella distante tardó casi nueve años en ver la luz en los estantes, ya que fue rechazada incluso por la propia Seix Barral.

bolano

7. Neil Gaiman: Aunque todos en esta lista sufren por el rechazo de los editores, en el caso de Gaiman su rechazo vino nada más y nada menos que de su admirado autor, George R. R. Martin. En una entrevista George Martin cuenta que en 1987 en la Comic Con de San Diego, “un delgaducho joven británico, todo vestido de negro” se acercó a sugerirle una idea sobre un personaje de un hombre que vivía en sueños para la serie Wild Cats. Como ahora lo sabemos, George Martin tuvo a mal en rechazar a ese joven; sin embargo, este hecho obligó a Neil Gaiman a redirigir su idea individualmente hacia uno de los comics más famosos, The Sandman.

AY, BASTA, GEORGE. NO ME TOMARÉ UNA SELFIE CONTIGO. | made w/ Imgflip meme maker

8. J. R.R Tolkien: Si hablamos de autores inseguros, es bueno reconsiderar a la leyenda de la literatura fantástica: Tolkien. Después de escribir El hobbit, se le encargó escribir una secuela: El señor de los anillos. Sin embargo, éste no fue el libro más importante para Tolkien, ya que desde 1917 hasta su muerte Tolkien trabajó en su obra El Silmarillion. Durante toda su vida, con diversos editores incluyendo a los que ya habían publicado otras obras de él, les pidió que editaran su libro, no obstante nunca accedieron y en vida no lo logró ver impreso. Fue su hijo, quién años más tarde terminó y publicó su obra maestra.

jrr-tolkien

9. E. E. Cummings: De entre las mejores “dulces venganzas” de los autores, se encuentra la publicación de su libro No, Thanks. El cual antes de que estuviera en la imprenta, fue rechazado por 14 editores, quienes fueron propiamente enumerados en su libro ya publicado (en palabras del autor): “sin ningún agradecimiento”. #EditorialRoast #Buuurn!

cummings

10. Rudyard Kipling: La perseverancia muere al último, ya que al mismísimo Premio Nobel de Literatura 1907, le mandaron una nota del San Francisco Examiner que decía: “Lo siento, sr. Kipling, pero sencillamente, usted no sabe usar el inglés”. Y con ello no sólo rechazaron la publicación de El libro de la selva, sino el poder contar en su catálogo con el escritor más joven en conseguir un Nobel. #SorryNotSorry #EnPenguinSíLoTenemos

kipling

11. Scott Fitzgerald: Y qué decir de El gran Gatsby, el cual no solamente fue rechazado, sino incluso se le recomendó a Fitzgerald que “prescindiera del personaje Gatsby”. ¡OMG!

fitzgerald

12. Marcel Proust: Claro, claro… es un monstruo su libro, pero En busca del tiempo perdido no merecía adjudicarle a su autor frases de rechazo tales como “puede que esté muerto de cuello para arriba, pero aún así no veo por qué un tío puede necesitar 30 páginas para describir cómo cambia de postura en la cama antes de dormir”. AUCH. Al final, Proust decidió autofinanciarse su publicación y es así como esta obra cumbre salió avante.

proust

 13. Sylvia Plath: La poetas tienen el espíritu más aguerrido, porque es bastante usual que todo el mundo los rechacé (LOL); sin embargo, es un hecho que no le debió de caer nada bien a Sylvia Plath que el editor del Knopf se refiriera a su obra y hacía ella de la siguiente forma: “No se evidencia un talento lo suficientemente genuino para que nosotros lo tengamos en cuenta. Es una novela mal concebida y pobremente escrita, no le haríamos a nadie ningún bien si la publicáramos”. ¡Vaya forma de romper su corazón! Afortunadamente, The Bell Jar fue publicado en 1963.

plath

14. Tim Burton: En contraparte, tenemos al joven Burton, con tan solo 18 años fue rechazado por Disney por su libro Zlig el gigante. Aunque, en definitiva, esta editora dejó ir a un pez dorado, su buen tacto para rechazar a este joven artista la ha hecho merecedora de nuestro perdón.  Hasta tips le pasó, qué cool.

burton

15. J.K. Rowling: Porque no hay mejor ejemplo de rechazo editorial que el clásico de clásicos, Harry Potter y los millones que no sólo por la versión cinematográfica sino que genuinamente el libro le adjudicó a J.K. Rowling con sus ventas mundiales. 12 editoriales que tajantemente rechazaron uno de los tesoros más codiciados en ventas.

jk-rowling

Escrito por
Otros textos de Saraí García

Art Spiegelman, frente a la sombra del fin del mundo

«Sigo pensando que el mundo se acaba, pero reconozco que parece acabarse...
Leer más

1 Comment

Deja un comentario