Michael Marshall

Marshall trabajó durante varios años como diseñador gráfico y guionista, al tiempo de empezar a escribir ficción. Su primera historia publicada fue El hombre que dibujó gatos. Después vendría Spares que fue adaptada al cine y su historia gira en torno a la crianza de clones para las partes del cuerpo y órganos como repuesto para seres humanos que pueden pagarlo. Su nueva novela es The Intruders, y en la actualidad trabaja en el desarrollo de sus adaptación para una serie de la BBC. Vive en Londres con su esposa Paula, un hijo y dos gatos.
En Los hombres de paja (Trilogía de los hombres de paja, 1) (Mondadori, 2009) se plantea el siguiente cuestionamiento: ¿Qué ocurriría si existiera una explicación sensata para la existencia de los asesinos en serie? ¿Y si existiera un patrón que determinara sus movimientos? En Pennsylvania, dos hombres asesinan a 68 personas en un restaurante de comida rápida. En California, una adolescente no regresa a casa y un asesino en serie se relame. En Montana, un hijo descubre que tal vez sus padres no estén muertos y sus vidas no sean lo que parecen. Tres incidentes. Las primeras señales de la llegada de los «Hombres de paja». Nadie sabe quiénes son, o por qué matan, pero alguien debe detenerlos.

El funeral fue muy agradable, puesto que estuvo muy concurrido, la gente se vistió con elegancia y en ningún momento nadie se levantó para decir:
— ¿Os dais cuenta de que todo esto significa que están muertos?

Sigue leyendo por temas:
Otros textos de Redacción Langosta

George Orwell

Es uno de los ensayistas ingleses más destacados del siglo XX y...
Leer más

Deja un comentario