La entrada al exilio

La Revolución Mexicana representó un parteaguas en la vida del general Don Porfirio Díaz y de un allegado suyo, el abogado tabasqueño Joaquín Casasús. La tormenta de enfrentamientos bélicos y políticos de principios del siglo XX provocó que ellos y sus familiares tuvieran que abandonar México y se refugiaran en otros territorios. El exilio: un relato de familia, del historiador Carlos Tello Díaz, refiere con una prosa cautivante la vida en Europa y Estados Unidos de estas dos familias cuyo destino no sólo se vería unido por las adversidades, sino también por la dicha, pues años más tarde sus descendientes, José Díaz y Christiane Casasús, se enamorarían en el castillo de Moulins, en Francia.

Este libro fue publicado por primera vez hace dos décadas y obtuvo un éxito extraordinario entre los lectores. No es para menos, el texto hace honores al parentesco del autor y a su título de doctor en Historia por la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales de París. Tello Díaz traza con humildad y precisión los retratos de personajes que no le son del todo ajenos. Las ramas de su árbol genealógico lo colocan como tataranieto del jefe máximo del Porfiriato y nieto de Christiane, a quien está dedicado el libro. Sus relaciones familiares le permiten citar anécdotas íntimas sin que por ello se pierda el rigor científico, pues a menudo las opiniones de los suyos están sopesadas y contrapuestas, e incluso el autor hace saber su desacuerdo respecto a alguna afirmación. Diarios inéditos, archivos históricos, libros y artículos especializados complementan las fuentes.

Más allá de Don Porfirio y Don Joaquín, los demás personajes –cuyas fotografías familiares vienen incluidas– también adquieren un protagonismo histórico a lo largo de los doce capítulos. Sus avatares se ven nutridos con descripciones de la Ciudad de México y de Europa, así como de las costumbres de la época. Resulta ameno conocer en dos o tres líneas el sistema de taxis, la inserción de los tractores en el campo e incluso el simbolismo religioso de las piñatas. Además se asoman anécdotas de personalidades como el escritor Marcel Proust, la diseñadora Coco Chanel y el pintor David Alfaro Siqueiros.

No se trata pues de un libro de historia convencional, pero tampoco de una novela histórica. Acaso lo podríamos llamar una historia novelada. La narración despliega escenas cruciales del México revolucionario y posrevolucionario, como los pasajes tenaces del asesinato de Madero y Pino Suárez o aquel de Lucio Blanco; también deja entrever otros acontecimientos del siglo XX, como la Primera Guerra Mundial y la caída de bolsa de Nueva York en 1929. Estas Historias, esas que a menudo se han escrito con mayúscula, adquieren visibilidad gracias a las historias particulares, que no menores, de los Díaz y los Casasús: los asaltos de los que fueron víctimas, las fiestas en las que participaron, los escándalos en la prensa que sobrellevaron, sus relatos de amor y sus duelos. En suma, El exilio: un relato de familia es una entrada nueva a la historia de México, a nuestra historia.

 

El exilio, Carlos Tello Díaz, Debolsillo, 2013.

Sigue leyendo por temas:
Escrito por
Otros textos de Sonia Cejudo

La Princesa Paca

En un baúl azul, Francisca Sánchez guardó, a lo largo de toda...
Leer más

Deja un comentario