John Dos Passos

La Generación Perdida fue un grupo de escritores que vivieron en París desde la Primera Guerra Mundial hasta la Gran Depresión. En esta generación se encuentran Pound, Hemingway, Steinbeck y Faulkner, por mencionar a algunos. Dos Passos se hizo célebre gracias a la publicación de Manhattan Transfer (1925), obra que encabezó una importante corriente urbana de la novela contemporánea. Nieto de un zapatero portugués e hijo ilegítimo de un abogado, fue educado en el hogar materno. En 1917 se graduó en la Universidad de Harvard, donde conoció a intelectuales vinculados al grupo “estetas de Harvard”. Durante la Primera Guerra Mundial fue conductor de ambulancias en el frente francés, experiencia que le proporcionó material para su novela, Iniciación de un hombre: 1917 (1920). Siguió a ésta Tres soldados (1921), con la cual alcanzó el reconocimiento de la crítica por su amargo antibelicismo. Entre 1930 y 1936 publica su Trilogía USA, compuesta de tres novelas: Paralelo 42, 1919 y El gran dinero. En la década siguiente publica una nueva trilogía, Distrito de Columbia. Traducido en todo el mundo, es uno de los escritores estadounidenses más relevantes de nuestro siglo.

La ciudad de Nueva York como escenario y el transfer como metáfora hacen de Manhattan transfer, una novela clásica de la literatura universal. Escribe Andrés Padilla para El País:

Dos Passos es uno de los integrantes esenciales de lo que se llamó la Generación Perdida, grupo de escritores con una notable conciencia crítica sobre el sistema capitalista en el que se basa la sociedad estadounidense, defensores de la dignidad humana y denunciantes de las injusticias sociales que se manifiestan en toda su crudeza en la gran depresión de finales de los años veinte del pasado siglo. Manhattan Transfer alcanzó un enorme éxito popular y una extraordinaria valoración de la crítica. Su estilo narrativo construido de retazos, de fragmentos de las vidas de una multitud de personajes corrientes y de sus vidas cotidianas, cuyo nexo de unión es la ciudad de Nueva York, le consagraron como uno de los mejores escritores de su tiempo y, sin duda, como uno de los grandes innovadores de la novela contemporánea.

Sigue leyendo por temas:
Otros textos de Redacción Langosta

Una historia con Enrique Serna

En términos llanos, bastos y quizás incluso precisos, hay destinos David Bowie...
Leer más

Deja un comentario