Honoré de Balzac

Trabajador incansable y escritor prolífico por excelencia, elaboró un ciclo de varias decenas de novelas agrupadas bajo el título de La comedia humana, con la intención de reflejar y describir en detalle la sociedad de su tiempo. De su enorme obra destacamos: La piel de zapa (1831), El coronel Chabert (Debolsillo, 2013), El médico rural (1833), Eugenie Grandet (Mondadori, 2013), Papá Goriot (1834), o Las ilusiones perdidas (Debolsillo, 2010).
Un escritor realista que documenta el ambiente de la Francia del siglo XIX, un observador que retrató personajes de la vida cotidiana con descripciones detalladas y una diversidad que lo llevan a ser uno de los genios literarios de su siglo. Su homenaje a Dante Alighieri y sus más de dos mil personajes contenidos en La comedia humana confirman sus obras más conocidas.
De La obra maestra desconocida, este fragmento de Balzac:

(…) El joven experimentaba esa profunda sensación que ha debido de hacer vibrar el corazón de los grandes artistas cuando, en el apogeo de su juventud y de su amor por el arte, se han acercado a un hombre genial o a alguna obra maestra. Existe en todos los sentimientos humanos una flor primitiva, engendrada por un noble entusiasmo, que va marchitándose poco a poco hasta que la felicidad no es ya sino un recuerdo, y la gloria una mentira. Entre estas frágiles emociones, nada se parece más al amor que la joven pasión de un artista que inicia el delicioso suplicio de su destino de gloria y de infortunio; pasión llena de audacia y de timidez, de creencias vagas y de desalientos concretos.

Sigue leyendo por temas:
Otros textos de Redacción Langosta

Graham Greene

Su primer trabajo, un volumen de poesía titulado Babbling April se publicó...
Leer más

Deja un comentario