George Eliot

A los veintiún años marchó con su padre a las cercanías de Coventry, y tras la muerte de su progenitor viajó a Suiza, instalándose en Londres a su regreso. Trabajó y posteriormente fue editora de la revista Westminster Review, lo que le permitió frecuentar los círculos literarios y culturales de Londres. Comenzó a escribir en 1856, alcanzando gran éxito en la Inglaterra Victoriana de entonces.
Sus libros, fundamentalmente novelas, se desarrollan en la Inglaterra rural, y se caracterizan por su profundidad psicológica y realismo. Usó un nombre masculino para asegurar que su trabajo fuera tomado en serio. Pocas escritoras publicaban bajo sus nombres verdaderos. George Eliot quiso impedir que se le valorara como una escritora romántica. Otra de las razones por la cuales decidió utilizar un nombre falso fue evitar el escándalo de su relación con el periodista George H. Lewes, un hombre anteriormente casado, que comenzó en 1854 y duró hasta la muerte de él en 1878. En 1880 contrajo matrimonio con un amigo íntimo de ambos, John W. Cross.

¿Y cómo no iba a casarse Dorothea, joven tan hermosa y con semejantes perspectivas? Nada podía impedirlo salvo su tendencia a los extremos y su insistencia por ordenar la vida de acuerdo con conceptos que podrían hacer titubear a un hombre cauto antes de declarársele, o incluso inducirla a ella misma, a rechazar cualquier proposición. ¡Imagínense! ¡Una joven de buena cuna y fortuna que se arrodillaba repentinamente en el suelo de ladrillo junto a un jornalero enfermo y oraba fervorosamente como si creyera que vivía en los tiempos de los apóstoles; una joven a quien le cogían los extraños caprichos de ayunar como los papistas y que se quedaba leyendo viejos libros de teología hasta entrada la noche! (Middlemarch)

Sigue leyendo por temas:
Otros textos de Redacción Langosta

Iris Murdoch

Su primera novela publicada, Bajo de la red, fue seleccionada como una...
Leer más

Deja un comentario