folder Publicado en Reseñas
En ambos lados de la frontera
Fabián Espejel comment 0 Comentarios

Las migraciones han conformado a las sociedades humanas desde sus inicios. Del estrecho de Bering al viaje de un teucro para fundar Roma (como cuenta la Eneida), cruzando el Atlántico para llegar al Nuevo Mundo o huyendo de una dictadura o de la guerra, este fenómeno ha encontrado su mejor expresión en la literatura. Doris Lessing, Ngũgĩ wa Thiong’o, Herta Müller, Roberto Bolaño o Isaac Bashevis Singer son autores que se vieron obligados a desplazarse de un terruño a otro, y cuyas distancias forman parte de sus obras.

Pero no tenemos que ir tan lejos; en la frontera entre México y Estados Unidos ocurre uno de los mayores flujos migratorios desde hace cien años, en el que mexicanos y centroamericanos buscan mejorar sus condiciones de vida al otro lado del Río Bravo. Este fue el caso del periodista mexicano-americano Alfredo Corchado —nacido en Durango y criado en California y Texas—, autor de Patrias (Debate, 2019), un testimonio y una crítica que pone sobre la mesa los conflictos de pertenecer a uno y otro lados de la frontera.

La historia comienza en 1987. Corchado llega a Filadelfia, Pensilvania, para trabajar en el Wall Street Journal, uno de los periódicos más importantes de Estados Unidos, en una época en que la población latina era menos que escasa en el norte. Por recomendación de un amigo, conoce a un sacerdote marxista que —además de Corchado— era, con gran probabilidad, el único mexicano en la ciudad. Ambos se vuelven grandes amigos debido a la lejanía de México. Sin embargo, la nostalgia y el hambre los llevará a replantear su situación en Estados Unidos como migrantes.

Al llegar incrédulos al Tequilas, un restaurante que daba la impresión de tener un falso folclor, el propietario —un jalisciense— les invita un trago. Mientras tanto, un comensal latino que estaba por abandonar el lugar, reconoció a Primo. Después de los saludos, presentó a su acompañante que terminó compartiendo un caballito con los demás: un abogado de Nuevo México, de ascendencia mexicana. Una vez reunidos nuestros cuatro personajes, Corchado elabora una historia política y social —a la par de una narración autobiográfica— de la situación de los migrantes en el país vecino.

Frontera entre México y Estados Unidos.

A través de las historias personales de los protagonistas, el autor recrea la población latina a escala, mostrando cómo la necesidad, la herencia, la ambición o la ideología, los distintos puntos de vista sobre una nación y el proceso de inmersión en otra constituyen y enriquecen a las sociedades, tanto cultural como humanamente. Y, por supuesto, no podía quedar de lado la política: tan benéfica para los recién llegados en los años sesenta con Kennedy, y tan incierta —y, a veces, amenazante— veinte, treinta o cincuenta años después.

Del mismo modo, Corchado retrata los avances y las luchas políticas que se hicieron en pro de los migrantes latinos, tanto del lado estadounidense como del mexicano, los retos sociales correspondientes al Tratado de Libre Comercio (1994) y las implicaciones desalentadoras, respecto a las fronteras, después del 11S. En suma, Patrias puede ser leído como una crónica de la trashumancia de ambos lados de la línea divisoria entre Estados Unidos y Latinoamérica, particularmente México, desde los albores del siglo XX hasta nuestros días.

Tú ofreces una perspectiva distinta a la historia, las historias que este país [Estados Unidos] necesita conocer. Te fuiste a Utah y escribiste sobre los trabajadores migrantes. Encontraste tu camino. Dale tiempo a esto. Sé tú mismo. Este país cada vez se parece más a ti. ¿No te has dado cuenta? Tú representas el futuro. Siéntete orgulloso y no tengas miedos (p. 85).

Hoy más que nunca, cuando las fronteras han dejado de ser limitaciones geográficas y se han vuelto muros sólidos de discriminación y odio, es necesario acercarnos a libros como Patrias, que exploran los desplazamientos geográficos, los conflictos de pertenencia, las características únicas de cada nación y la conciliación armónica y tolerante de las diferencias entre los pueblos. Después de haber vivido en el norte de Estados Unidos y en la capital mexicana, y de estar inmerso en los extremos socioculturales de ambos países, Alfredo Corchado ha encontrado su hogar en la ciudad fronteriza de El Paso, “el epicentro” de sus patrias.

Alfredo Corchado estados unidos flujos migratorios mexico migrantes Patrias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.