Cinco primeras novelas que rompieron algo más que reglas

Hay muchas maneras de no hacer nada y pocas motivaciones para decidirse a comenzar lo que sea. Escribir una novela, especialmente la primera, debe ser como la variación intelectual de perder la virginidad o parir. Va esta selección de primogénitas literarias, ordenadas de acuerdo con la edad que tenía su autor cuando fueron publicadas.

Autor: Clarice Lispector

Novela: Cerca del corazón salvaje

Edad del autor el año de su publicación: 21 años

¿Por qué sorprende? Por su atrevimiento, por la colocación impecable de cada palabra, ordenadas para transmitir sensaciones en dos momentos de vida: la infancia y la juventud, permeada por el matrimonio y la pérdida del padre. Joana es un personaje feroz que ejerce su libre albedrío para mantenerse viva. El lector recibe dosis inteligentes de introspección femenina, donde el silencio y la necesidad de comunicarse se desbordan. Esta novela está viva, respira y se detiene en temas como la naturaleza de la eternidad, el sentido de la inmortalidad y se manifiesta en contra de la certeza del conocimiento. Da la sensación de no ser una primera novela.

Autor: Charlotte Brontë

Novela: Jane Eyre

Edad del autor el año de su publicación: 29 años

¿Por qué sorprende? No eran los mejores tiempos para dar a luz una novela femenina y feminista, fue arriesgado poner en las manos de lectoras victorianas temas como clasismo, sexualidad, educación, religión y con un telón de fondo coronado con un amor secreto. Esta inusual obra gótica se publicó en 1847 y Charlotte decidió firmarla como Currer Bell (tomó el apellido de su esposo Arthur Bell y eligió un nombre que empezara por la misma letra que el suyo. Fue hasta la segunda edición que firmó el manuscrito con su verdadero nombre). Jane Eyre es un retrato de la sociedad de la época sin filtros embellecedores, la autora escribe de lo que conoce, de lo que padece, de sus expectativas frente a una voz que parece no ser escuchada (no sólo su personaje, sino como escritora). Brontë se convierte en la historiadora de la conciencia privada, esta novela debut es un drama rápido contado en primera persona; al terminarlo, queda la sensación de haber estado dentro de la cabeza de una mujer muy compleja.

Autor: James Joyce

Novela: Retrato del artista adolescente

Edad del autor el año de su publicación: 34 años

¿Por qué sorprende? No es Ulises ni Finnegans Wake, pero tiene lo suyo. Está escrita en tercera persona y nos permite asomarnos a los primeros años de un escritor que supera la ingenuidad escribiendo una autobiografía. Stephen Dédalus es más que un personaje, es un ser humano empeñado en vivir aventuras intelectuales y emocionales. Retrato del artista adolescente se publicó por entregas y hasta 1916 se publicó como libro. Ésta es una novela de iniciación y su principal virtud es transmitir al lector cómo el protagonista se incomoda ante el surgimiento del deseo. Esta primera novela rompe con la obviedad de los formatos y trasciende al melodrama. Leemos un James Joyce que se acerca a lo ordinario con una narrativa que exige al lector mucha atención para no perder detalle y descubrir el sentido total del relato.

Autor: Chuck Palahniuk

Novela: El club de la pelea

Edad del autor el año de su publicación: 34 años

¿Por qué sorprende? Desde la primera página, y hasta la última, caes o más bien te deslizas por una distopía sobre la insatisfacción, el aburrimiento y la apatía. El personaje principal se bifurca en la peor o mejor versión de sí mismo, todo depende del ángulo desde el que se vea. Tyler Durden es brutal, anárquico, oscuro y determinado. Esta primera novela es un golpe como toda la narrativa contenida en 215 páginas. Todo aquel que lea sin ver la adaptación cinematográfica quedará prendado de Marla, la farsante, un personaje tan perturbador como fascinante, una enferma y adicta imaginaria. Nadie habla del club de la pela, nadie es especial, ni siquiera el lector.

Autor: Umberto Eco

Novela: El nombre de la rosa

Edad del autor el año de su publicación: 48 años

¿Por qué sorprende? Porque incluye asesinatos misteriosos, intriga clerical, muchos párrafos en latín y el plus de ser la primera obra de ficción de uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo: Umberto Eco. Lo que se cuenta en El nombre de la rosa es una historia de libros, no de miserias cotidianas… (p.11.) El fraile William de Baskerville y su ayudante, Adso, investigan las muertes inusuales de siete monjes, en siete días y siete noches. Esta obra es de largo aliento, didáctica y abrumadora. Es una de las novelas más arriesgadas de la literatura al fusionar el género policiaco con el histórico escrita por un académico y ensayista. Eco necesitaba este reto al aceptar que lo que no se puede teorizar se tiene que narrar.

Otros textos de América Gutiérrez

Cinco libros que cambiaron mi forma de leer

En su definición básica, el acto de leer consiste en el procesamiento...
Leer más

Deja un comentario