Cinco jóvenes escritores mexicanos que debes leer

 

  1. Aura Xilonen (1995)

Evoquen a su mente la película En busca de la felicidad. Ahora piensen en la escena final en donde a Chris Gardner le ofrecen el trabajo como corredor de bolsa y —tras el enfoque cinematográfico a sus ojos al borde del llanto— llega con su hijo para darle la gran noticia que los coloca en esa etapa de la vida que él llama “Felicidad”. Ok, bueno, pues, Aura Xilonen es el Chris Gardner de los premios literarios y publicaciones más jóvenes en México: una verdadera historia de éxito. En el 2015, a sus 19 años de edad, esta joven escritora mexicana recibió la noticia de que era merecedora del Premio Mauricio Achar de Literatura Random House por su novela Campeón Gabacho. No sólo por su corta edad y las críticas positivas que recibió su libro en medios nacionales esta joven citadina gana su lugar en este top langosta, también podemos decir que su libro ha sido traducido a ocho idiomas y le ha permitido acceder a las ferias del libro más importantes del mundo, causando intriga y revuelo como una voz revitalizante en el panorama de las letras mexicanas actual. No en balde, Los Angeles Times colocó su libro como “una lectura indispensable del 2017”. #AyNomás #YTuViendoGOT #OrgulloMexicano(¿?)

  1. Paulette Jonguitud (1978)

“¿Sabes? Mucha gente viene a Las Vegas para perder, yo no.” Dijo el gran gurú de la perseverancia y disciplina llamado Rocky Balboa. Es muy probable que en algún punto a esta joven escritora la haya poseído este mismo espíritu enérgico y audaz, ya que esta portentosa voz ha sido antologada como una de las 22 voces en la narrativa mexicana joven junto a Brenda Lozano y Verónica Gerber. Y como el name-dropping de los premios y publicaciones sí valen aquí porque #NoCualquiera, esta joven destaca por ser una Artista Residente en la MacDowell Colony y becaria del FONCA, junto a publicaciones como Moho (Conaculta, 2011) que se ha colocado en la lista Cultural Highlights del 2015 por la Wales Art Review y también ha sido traducido y publicado por CB Editions en el 2016. Jonguitud ha publicado en el campo de la literatura infantil en España y México con libros como El loco del Martinete (Edebé, 2013) y Son necios, los fantasmas (Guardagujas, 2016). Próximamente publicará Algunas margaritas y sus fantasmas (Caballo de Troya, 2017) un lujo de libro que deconstruye su propia narrativa en fracciones transparentes y lastimosas pero que a la par ensayan en un nuevo tejido sobre las relaciones humanas. Sin más, una escritora inherente al panorama actual de las letras mexicanas.  #Amén, #champ

  1. Luciano Concheiro (1992)

Como ya me gustó el juego comparativo de las figuras motivacionales, digamos que Luciano Concheiro es el Steve Jobs de la filosofía mexicana (digo, si en España lo nombraron el “tataranieto millenial de Marx” pues ¿por qué no?) o bueno, el hacedor de teorías mexicano —como se define a sí mismo—. Bueno, algunas cuantas razones por las que no hay que perderle la pista a este joven pensador mexicano son que a sus 25 años no sólo es un brillante egresado de la UNAM, sino que además, entre una amplia oferta de las universidades más prestigiosas del mundo, eligió cursar su maestría en Inglaterra; ha sido profesor de Historia del Pensamiento del Siglo XX en la Facultad de Filosofía y Letras desde los 22 y también lo han recibido con las puertas abiertas en la Universidad de Harvard para cursar estadías mientras termina su doctorado en la UNAM asesorado por Roger Bartra; ha publicado a la par libros como El intelectual mexicano: una especie en extinción en coautoría con Sofía Rodríguez (Taurus, 2015) o Contra el tiempo, Filosofía práctica del instante (Anagrama, 2016) ganador del Premio de Ensayo 2016, y próximamente Inventar lo posible. Manifiestos mexicanos contemporáneos (Taurus, 2017); y sí, no es mentira, sólo tiene 25 años. #Ámonos #PeroSinLlorar

  1. Emiliano Monge (1978)

Porque mexicano, brillante, lúcido, agudo, humorístico… ¿qué más? Aquí entra la comparación cineasta —y cabe aclarar que le tocó la más linda—: Emiliano Monge es el Ratatouille de la buena narrativa. Bueno ahí les va. “Mon”, como le dicen sus amigos más cercanos (es mentira, obvio sólo quiero aportar un dato que me haga parecer que yo soy una de esas amigas que se saben los apodos más vergonzosos), bueno Emiliano Monge, fue profesor de Ciencias Políticas en México para después dar paso  a su carrera como escritor con publicaciones como Arrastrar esa sombra (2008) y Morirse de memoria (2010), ambos finalistas del Premio Antonin Artaud; El cielo arido (Literatura Random House, 2012), merecedora del premio Jaén de Novela; Las tierras arrasadas (Literatura Random House, 2015), ganadora del Premio Iberoamericano de Novela Elena Poniatowska, y La superficie más honda (Literatura Random House, 2017). Becario en dos ocasiones por el FONCA y un constante colaborador de relatos y reseñas literarias en espacios como Letras Libres, La Jornada, Reforma, Gatopardo y El País, se ha convertido en una figura necesaria para reanimar la crítica ingeniosa y acerada del ambiente social/político/cultural del país. Como la cereza del pastel, es un autor recientemente nombrado en la lista de Bogotá39-2017 de los mejores escritores de ficción menores de 40 años de América Latina. Y… conoce a Joyce Carol Oates, digo, por si faltaba algo más. #LesDije #UstedesQueNoCreen #SeguroYaLoLeyeron

  1. Diego Enrique Osorno (1980)

Sin duda, Osorno es el Lowell Bergman (Al Paccino en The Insider) del periodismo en México. Un autor ya encumbrado en el medio en el que se desenvuelve, pero que con tan sólo 37 años de edad se ha convertido en una pieza clave para la reconstrucción periodística del día a día en este país e incluso de América Latina. Originario de Monterrey, Nuevo León, Diego E. Osorno ha logrado labrar su carrera a través del énfasis en la valoración de lo que su profesión en un país como éste representa. En sus inicios, trabajó como reportero para dar paso a otros proyectos como conductor, editor, colaborador en medios, periodista y cronista. Después de un año en el extranjero, regresó para formar parte del equipo de Investigaciones Especiales de Milenio. Tiempo en el cual cubrió la represión de Atenco, La otra campaña del Ejercito Zapatista, la rebelión de Oaxaca y varios acontecimientos en la guerra contra el narcotráfico en Sinaloa, Michoacán y Tamaulipas, sin olvidar sus coberturas fuera del país. Su trayectoria de investigación le ha valido una decena de premios, entre ellos A mano disarmata de la Stampa Romana de Italia, el Premio Latinoamericano de Periodismo sobre Drogas de Buenos Aires, el Premio Nacional de Periodismo en México 2013 y el apelativo de Nuevo Cronista de las Indias. Sus colaboraciones en medios han aparecido en El Universal, Gatopardo, Vice, Milenio, Proceso, Al Jazeera, Letras Libres, Más por más, etcétera. Participando a la par en proyectos cinematográficos de cine documental como Tierra de impunidad (Al Jazeera, 2016). Mientras que sus publicaciones han sido constantes y fructíferas con títulos como Oaxaca sitiada (Grijalbo, 2007), El cartel de Sinaloa (Grijalbo, 2009), La guerra de los Zetas (Grijalbo, 2012), Slim (Debate, 2015) y en una reciente reedición Un vaquero cruza la frontera en silencio (Literatura Random House, 2017), entre otros. Un periodista incansable en su ímpetu de restituir la bitácora social de este mural mexicano en el que habitamos. #Imperdible, #UnLujo #LléveleLaNovedad

Written By
More from Saraí García

Seis autores que también se hicieron famosos con su seudónimo

En el mundo de las letras, los seudónimos siempre han sido una...
Read More

Deja un comentario