Bret Easton Ellis

En 1985, y alentado por sus profesores durante su último año, Ellis completó la que sería su primera novela, Menos que cero (Mondadori, 2010), que cosechó el aplauso de la crítica y se convirtió en libro de culto. Cuando en 1992 publicó American Psycho, el retrato de un ejecutivo psicópata, se confirmó que había nacido una estrella. También es autor de Las leyes de la atracción (2002), Los confidentes (1994), Glamourama (1999), Lunar Park (Mondadori, 2006) y Suites Imperiales (2010).
Su novela aparentemente autobiográfica, Lunar Park, es también un homenaje a Stephen King. El protagonista lleva el nombre del autor y está casado con una actriz de Hollywood. Los personajes, creados por él, lo acechan, incluyendo el de American Psycho, lo que denota una serie de referencias lúdicas y reflexiones sobre el yo público y el yo privado. Un fascinante ejercicio de metaficción que no dejará indiferente a ningún lector:

Lo que no le conté a nadie –no pude– fue que escribir el libro me había resultado una experiencia muy perturbadora. Que incluso aunque había planeado basar a Patrick Bateman en mi padre, alguien –algo– tomó el control y convirtió a este nuevo personaje en mi único punto de referencia durante los tres años que tardé en completar la novela. Lo que no le conté a nadie fue que escribí el libro sobre todo de noche, cuando solía visitarme el espíritu de ese loco, despertándome a veces de un sueño profundo conciliado mediante Xanax. Cuando comprendí aterrorizado lo que el personaje quería de mí, traté de resistirme, pero la novela se obligaba sola a escribirse. A menudo entraba en una especie de oscuro trance durante varias horas seguidas para luego descubrir que había garabateado otras diez páginas. La cuestión –y no estoy seguro de qué otro modo podría explicarlo– es que el libro quería que lo escribiera otra persona. Se escribió solo sin importarle lo que a mí me pareciera. Yo me contemplaba la mano con miedo mientras el bolígrafo resbalaba por los blocs de notas.amarillos en los que escribí el primer borrador […]

Sigue leyendo por temas:
,
Otros textos de Redacción Langosta

Miguel Capistrán

Fue becario del Centro Mexicano de Escritores y de El Colegio de...
Leer más

Deja un comentario