Sobre, Ahora sabréis lo que es correr

2 Dave-Eggers-001
Pocos escritores atrapan al lector con una narrativa tan eficiente. Vamos, que no es siquiera perceptible. Uno abre cualquiera de sus libros y de pronto se encuentra en la cuartilla doscientos con la completa certeza de que conoce al protagonista de toda la vida. Como a ese amigo que uno ya siente hermano.

Hablamos ahora de Dave Eggers y su Ahora sabréis lo que es correr (You Shall Know Our Velocity, 2002) publicado en español por el sello Mondadori un par de años más tarde. El volumen, su primera novela, vio la luz poco después de haber fundado la editora independiente McSweeney’s en San Francisco (nombrada ésta, por cierto, en honor al apellido de soltera de su madre) y de haber saltado a la fama con su revelador libro de crónicas Una historia conmovedora, asombrosa y genial (A Heartbreaking Work of Staggering Genius, 2000; el cual se coló, incluso, en la lista de los mejores libros de la década promovida por el diario británico The Times), y dos lustros anterior a sus más recientes novelas: A Hologram for the King (2012) y The Circle (2013).

“Un gran libro que anuncia a bombo y platillo el debut de un brillante —sí, asombrosamente brillante— nuevo escritor”, comentó en su momento Michiko Kakutani para The New York Times. Ella misma ya entonces galardonada con un Premio Pulitzer y referente obligado en la crítica literaria estadounidense.
Poco puede decirse sobre esta novela sin pretensiones que abre la puerta, como afirma Kakutani, a un autor de frenética narrativa que publica novedades casi cada año al tiempo que edita y colabora en múltiples revistas culturales.

Eggers sabe, pues, cómo contar una historia, la que sea, de forma precisa. Avanzando siempre con un halo de inquietudes postmodernas, el oriundo de Boston posee el humor y la cadencia propios de los buenos escritores de televisión contemporánea. Un ritmo poderoso, seductor, asfixiante, empapado de un provocador y autocomplaciente cinismo. Características todas ellas de los hijos de la guerra vietnamita y el agotamiento del movimiento hippie. Esa generación ya no contestataria que se sabe dueña del “mundo libre”, siempre lista para burlarse de las vicisitudes de la vida moderna.

Con una narración ágil, trepidante, asombrosa en su longitud y alcances a pesar de la modestia de sus temas, Ahora sabréis lo que es correr, es al fin un alucinante viaje planeado a las bravas por un par de quijotescos personajes que se aventuran en una epopeya posmoderna para escapar de la situación más incómoda por la que atraviesa un socio-consciente hombre blanco: descubrirse de pronto con dinero. Una suma exorbitante que ha llegado a sus manos sin esfuerzo.

Ismael Martínez

Reseña del libro Ahora sabréis lo que es correr, Mondadori, 2004.


 

Sigue leyendo por temas:
, , ,
Otros textos de Redacción Langosta

Steve Martin

Su ascenso a la fama fue cuando se convirtió en un escritor...
Leer más

Deja un comentario